La VoZ digital | Paulinho: “Estoy preparado para soportar la presión, jugar en el Barça era mi sueño”

2017-08-17 | 09:11

Futbol Internacional

Paulinho: “Estoy preparado para soportar la presión, jugar en el Barça era mi sueño”
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
A Paulinho se le ve feliz. Hacía días que no se veían sonrisas de oreja a oreja en Can Barça. Ha tenido que ser la nueva incorporación azulgrana quien haya traído una pizca de ilusión. Una ilusión que de momento no se traslada al barcelonismo al no ser el fichaje soñado pero que sí motiva al exjugador del Guangzhou, presentado este viernes en el Camp Nou.

Después del protocolario acto con el presidente Bartomeu en el palco, rubricar su firma por cuatro temporadas a razón de 40 millones y de dar unos toques junto a varios chicos del FCB Escola, el centrocampista paulista ha comparecido en rueda de prensa junto a Jordi Mestre, vicepresidente deportivo del club, y el secretario técnico Robert Fernández. Sereno y convencido de poder aportar su granito de arena para que el Barça no pierda la estela del Madrid y siga ganando títulos, Paulinho aseguró que jugar en el Barça es un sueño hecho realidad.

 

“Es una satisfacción muy grande estar aquí. Primero a Dios por cumplir un sueño, después a la directiva por el esfuerzo que ha hecho para vestir esta camiseta, a mi familia y a todo el mundo. El sueño que había buscado toda mi vida se ha cumplido”, ha asegurado.

A sus 29 años, Paulinho tenía claro que no podía dejar pasar la posibilidad de fichar por el Barça, a pesar de ser muy feliz en China. “El Barça es un sueño, siempre he querido estar aquí. Quien conoce mi historia saben lo que he hablado siempre para estar aquí” y acepta con firmeza que la presión no le va a poder al haber sido muy cuestionado su fichaje por su importe, edad y liga de procedencia. “En toda mi vida siempre he pensado que los retos deben afrontarse con valentía. Quiero demostrarlo con hechos, lo que tengo que hacer es jugar a fútbol y ayudar al Barça a ganar títulos. Haré mi trabajo con humildad y siempre con los pies en el suelo. Obviamente la presión estará, quizá aquí será un poquito mayor, pero estoy preparado.

 

Fuente LA VANGUARDIA