La VoZ digital | Cataluña: Fuerte represión policial

2017-10-01 | 11:37

Cataluña

Cataluña: Fuerte represión policial
103



  •  


Los oficiales han irrumpido en numerosos centros de votación y han disparado balas de goma y utilizado otros medios violentos contra las multitudes de votantes.

Los miles de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que se encuentran destinados en Cataluña por el referéndum ilegal del 1-O, se desplegaron por toda Cataluña a primera hora de este domingo, justo antes de que se abrieran los colegios para votar, para realizar múltiples intervenciones en más de un centenar de centros con el fin de requisar las urnas y papeletas, y evitar la votación.
Los miles de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que se encuentran destinados en Cataluña por el referéndum ilegal del 1-O, se desplegaron por toda Cataluña a primera hora de este domingo, justo antes de que se abrieran los colegios para votar, para realizar múltiples intervenciones en más de un centenar de centros con el fin de requisar las urnas y papeletas, y evitar la votación.

Según fuentes del Gobierno, en total se han intervenido más de 180 centros electorales, donde se ha requisado el material electoral. En muchas de las actuaciones, los agentes antidisturbios han utilizado mazas para abrir las puertas bloqueadas en los centros, así como se han roto también cristales, ante una gran multitud de personas que formaban colas ante los centros electorales y trataban de impedir dichas intervenciones policiales. Las situaciones de tensión se han sucedido a lo largo de la mañana, después de que Policía y Guardia Civil hayan realizado varias cargas para disolver las protestas, sobre todo en las llevadas a cabo en el colegio Ramón Llull de Bacelona y en el colegio donde tenía previsto votar el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Sant Julià de Ramis (Girona), en donde han resultado heridas varias decenas de personas. En total, según el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de la Generalitat, 337 personas han precisado de atención médica, tres de ellos de diversa gravedad. Por su parte, el Ministerio del Interior ha indicado que 9 policías y 2 guardias civiles también han resultado heridos. De los heridos que revisten gravedad, dos lo son especialmente. El primer caso se debe al impacto de una bola de goma disparada por la Policía Nacional y que ha dado en un ojo en una de las personas que participaba en la protesta, a las puertas del colegio Ramón Llull de Barcelona. El segundo caso es el de un hombre, de entre 50 y 60 años, que ha sufrido un infarto durante una carga en el barrio de la Mariola (Lleida), y que ha sido reanimado en el lugar del suceso y trasladado al hospital. En el colegio de Puigdemont El primer enfrentamiento grave entre votantes y Policía se ha producido en Sant Julià de Ramis (Girona). En el centro, la Guardia Civil ha entrado a la 9.20 horas. Era el punto previsto para que votara a las 9.30 el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Más de 50 agentes han empezado a acordonar el exterior desde las 9.05, y en un cuarto de hora han entrado forzando la puerta, dejando atrás a los casi 200 concentrados. Posteriormente, uno de los agentes ha roto con un mazo el cristal de la puerta, que había sido bloqueada, y los agentes han entrado en el pabellón, donde han buscado las urnas dispuestas para la votación y que habían sido escondidas por las personas que estaban en el interior. Según han dicho algunos de los miembros que han preparado el material para la votación, las urnas para el referéndum ilegalizado habían sido guardadas durante la noche en una iglesia próxima. Ha habido tensión durante la formación del cordón policial con más de 50 agentes ante el pabellón deportivo, mientras un helicóptero sobrevolaba la zona.