La VoZ digital | El partido entre el Manchester United y el City acaba a botellazos en los vestuarios

2017-12-11 | 17:53

Pelea en el vestuario

El partido entre el Manchester United y el City acaba a botellazos en los vestuarios
103



  •  


El derbi que enfrentó ayer en Old Trafford al Manchester United de José Mourinho y al Manchester City de Pep Guardiola acabó con una gran pelea en los vestuarios tras la victoria por la mínima (1-2) del conjunto visitante.

Los 11 puntos de ventaja que ya acumulan antes de Navidad los de Guardiola sobre el segundo clasificado en la 'Premier' inglesa, el propio Manchester United, dio para una celebración al término del partido que comenzó en el césped y continuó en los vestuarios.

Parece que el volumen de la música fue el detonante para que Mourinho se acercara a recriminarles su actitud y pedirles respeto, lo que desencadenó una riña multitudinaria, la cual, según cuenta el Daily Mail, incluyó empujones, golpes y botellazos.

Falta de respeto por el volumen de la música

La bronca empezó entre el exentrenador del Real Madrid y el guardameta brasileño Ederson, que comenzaron a insultarse en portugués. Acto seguido, empezaron a unirse varios jugadores de ambos equipos, hasta que se formó una refriega en la que se vieron involucradas una veintena de personas donde tuvo finalmente que intervenir la Policía.

El incidente más grave habría estado protagonizado por el delantero belga del Manchester United, Lukaku, quien habría supuestamente lanzado una botella a un fisioterapeuta del City y otra a Arteta, quien habría acabado sangrando profusamente en una ceja por el impacto. Según el diario deportivo Sport, Guardiola no se encontraba presente en el momento del altercado.

Al finalizar la bronca, Mourinho acudió al vestuario de los arbitros a formalizar una queja.