La VoZ digital | El escándalo de Logan Paul: el youtuber, duramente criticado tras grabar el suicidio de un japonés

2018-01-02 | 14:16

Youtuber

El escándalo de Logan Paul: el youtuber, duramente criticado tras grabar el suicidio de un japonés
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Una de las noticias que más ha sonado y ha impactado a medio mundo ha sido, sin lugar a dudas, la que hace referencia al conocidísimo youtuber Logan Paul. ¡Ha sido muy criticado! ¿Por qué razón? Por el contenido de un peculiar vídeo que ha subido a su propio canal de YouTube.

Logan Paul estuvo paseando por el conocido 'Bosque Suicida Japonés'. Allí encontró el cadáver de un hombre y decidió grabarlo. El youtuber estaba visitando, concretamente, Aokigahara, un enorme bosque situado en la base del monte Fuji, en Japón. Y no tuvo otra cosa que hacer que grabarlo y publicarlo en YouTube.

La estrella de 22 años cuenta con más de 15 millones de suscriptores. Por ese mismo motivo, debe cuidar mucho más el contenido que publica pero, lejos de eso, decidió publicar este vídeo incluyendo una peculiar advertencia sobre la búsqueda de ayuda en el caso de que se trate de una depresión.

 

 

Lejos de quedarse todo ahí, Logan Paul decidió decir lo siguiente a sus seguidores: 'Este es el vlog más real que he publicado en este canal. Creo que esto marca, definitivamente, un momento en la historia de YouTube'. Él lo predijo y así fue, pero no precisamente para bien ya que, al instante, llovieron las críticas.

Por si fuera poco, en el vídeo podríamos ver, de manera borrosa y desde la distancia, el cuerpo sin vida del hombre pero cuando se van acercando, únicamente su rostro se ve borroso. ¡Es más! Se puede escuchar a Logan preguntar al cuerpo: '¿Estás vivo?', pudiendo observarse las manos moradas del hombre. ¡Todo un disparate!

Logan Paul se dio cuenta del error que había cometido y decidió borrar el vídeo de su canal de YouTube. Además, también decidió escribir una carta para disculparse por lo ocurrido. Quiso contar las razones por las cuales quiso publicar ese vídeo y así fue como se dio cuenta de que eso no iba a ser posible. No ayudaría a la gente, sino que incitaría al suicidio suponiendo una falta de respeto el hecho de grabar ese tipo de cuestiones. Ojalá no se vuelva a repetir este tipo de cosas nunca más. ¡Respeto, por favor!

 

Fuente www.elmundo.es