La VoZ digital | “No puede ser que alguien que mató se pueda ir a ver tele en su casa”

2018-01-04 | 10:57

Repudian los familiares

“No puede ser que alguien que mató se pueda ir a ver tele en su casa”
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Los familiares del chofer de la línea 27 que murió por culpa del borracho Marcelo Ortiz, quien cruzó la luz roja con su vehículo, lamentaron que ahora el responsable, irá a su casa a ver la tele.

Tras el hecho, señaló la madre de ellos no ha comido e inclusive sufrió un desmayo tras el fallo del juez Amarilla, debido a que esperaba que mande al presunto autor a prisión. “Teníamos programada una manifestación frente a la Unidad Penal que tomó esa decisión, de hecho ya teníamos un colectivo de la empresa que nos iba a llevar hasta el lugar, pero tuvimos que ir rápidamente hasta un hospital porque se sentía demasiado mal”, comentó en contacto con La Unión R800 AM.

Afirmó que ella fue hasta el Hospital del Trauma para acompañar la asistencia de Aurelio, ya que tenía información de que presentaba un golpe en la cabeza. “Yo esperaba que le iba a encontrar a mi hermano saliendo del hospital caminando, pensé que tenía un golpe común, pero le encontré totalmente entubado. Me dijeron que tenía un profundo corte en la cabeza, necesitaba cirugía y que luego iba a precisar terapia intensiva, que no había”, relató.

Repudió duramente la decisión del juez Amarilla, criticando: “nos dicen que así nomás luego debe ser cuando es (homicidio) culposo. No puede ser que una persona le mate a otra y tenga que ir a ver tele en su casa”. En ese orden, recordó que madre, cada vez que miraba o escuchaba noticias sobre accidentes que provocan muertes. “Siempre dice ‘ko’ãva oho va’erã cárcel-pe’ y ahora le toca pasar por esto a ella”, lamentó.

Pidió que a Ortiz le sea dictado los 7 años de prisión que recibiría cuando finalice la investigación. “Yo quiero que le den los 5 años, que es la expectativa máxima por homicidio culposo, más los 2 años por exposición al peligro al tránsito terrestre. Necesito que mi mamá descanse”, aseveró la mujer.

Así mismo, aseguró que los padres del joven involucrado en el suceso no se ha comunicado con una familia.

Recordó a su hermano como un hombre muy trabajador. “Cuando su colectivo se descomponía, trataba de vender frutas”, rememoró. De hecho, mencionó que durante la noche del 31 de diciembre y la madrugada del 1º de enero le invitó para tomar bebidas alcohólicas y disfrutar de la fiesta de año nuevo en casa, pero él rechazó. “Yo le dije ‘ja’úna, che hermano, ja’una, ani reho emba’apóti’. Pero no quiso, no tomó, no quería. Tenía que trabajar”

Las hijas y la exconcubina de Aurelio están realizando gestiones ante la empresa “San Lorenzo CISA”, averiguando conseguir indemnizaciones.

Por último, pidió el acompañamiento de la ciudadanía para que el caso no quede, como tantos, en el opareí. “Ya tiene que haber un modelo de ejemplo que un conductor que mate vaya a la cárcel. Hay que dejar un ejemplo de que eso en Paraguay se castiga”, finalizó.

Marcelo Ortiz pasó la luz roja e impactó violentamente con su camioneta de la marca Kia, tipo Rexton, contra una unidad de la Línea 27. La prueba de alcotest que le fue realizada arrojó como resultado positivo 1,03 mg/l.

 

Fuente La Unión