La VoZ digital | “No estamos camino a una catástrofe ambiental en la zona del Pilcomayo”

2018-01-22 | 16:28

Pilcomayo

“No estamos camino a una catástrofe ambiental en la zona del Pilcomayo”
103



  •  


Gentileza Gentileza
El Arq. Ricardo Riego Volpe, titular de la Comisión Nacional de Aprovechamiento Múltiple de la Cuenca del Río Pilcomayo, afirmó que no se está caminando hacia una catástrofe ambiental en la zona del río Pilcomayo, tal como sostiene una nota periodística difundida hace algunos días por un canal de televisión local.

“Queremos aclarar a la ciudadanía que no se está camino a ninguna catástrofe ecológica en la zona del Pilcomayo, los trabajos se están ejecutando en dos frentes. Esto luego de la aprobación del estudio de impacto ambiental correspondiente por parte de la Secretaría del Ambiente (SEAM), por lo que las tareas se ejecutan conforme a un plan de gestión ambiental”, añadió.

Al respecto, Riego informó que este año las obras se dividieron en dos lotes, uno que va desde la Embocadura hasta San Antonio, 45 km, donde se hizo presentación y se cuenta con la aprobación de la SEAM; mientras que el segundo lote va desde San Antonio hasta Gral. Díaz. En ambos casos las tareas se hacen conforme a un plan de gestión ambiental. 

“Se hizo la ejecución de obras de limpieza de los sedimentos, profundización y ensanche del canal, lo cual es lo fundamental para que el agua corra”, afirmó.

Explicó que el ministerio no delega los trabajos. “Se hicieron llamados a licitación para realizar obras que ejecuta el MOPC. A través de licitaciones se adjudica”, añadió. 

Detalló que el lote 1 se adjudicó a la empresa T & C, en tanto que el lote 2 al Consorcio Pilcomayo, conformado por tres empresas Los Trigales, Black S.A y M & T, cada una con sus propios equipos. 

Refirió que el Consorcio Pilcomayo inició las tareas a partir el 11 de enero, debido a que tras la licitación hay una serie de trámites burocráticos. Indicó que la orden de inicio está supeditada a que el estudio de impacto ambiental sea aprobado. 

Con respecto al supuesto desmoronamiento del tapón, expresó que no fue así, el mismo se hizo a 7 km de la Embocadura donde empieza a entrar el agua en Paraguay y se hizo a esa distancia para que la riada permanezca con una cierta cantidad de agua, a fi de que las dragas trabajen. 

“Al llegar a cierto nivel, llegó hasta 5 metros y si rebasaba eso sí iba a esparcirse por las laterales, inundándolas, incluyendo el campamento Embocadura. Se dio la orden de abrir parte del tapón y empezó a escurrir el agua, pero de manera controlada”, agregó.

En referencia a la utilización de plaquetas de localización, dijo que el año 2017 se llamó a licitación para realizar de un estudio fotogramétrico, en donde se van dejando puntos referenciales a lo largo del cauce del Pilcomayo. 

“Luego a través de tecnología láser y el tema satelital se pueden monitorear los puntos exactos, qué nivel, qué cota tienen. Después eso se lleva a la computadora, se hace un modelo matemático y con ello se tiene una precisión casi exacta la cantidad de movimiento de suelo que se necesita para retirar los sedimentos”, sostuvo. 

Detalles de la obra

El lote 1 corresponde a la excavación en la toma de agua, y remoción de sedimentos con profundización de canales desde embocadura hasta San Antonio. 

El lote 2 es para limpieza, desbroce y profundización de canales zona la Madrid sur y la Madrid norte San Antonio - Maidana - Agropil (Gral. Díaz). 

A esto se suma la implementación de nueva tecnología como el levantamiento y procesamiento de escaneo a láser aerotransportado; para los trabajos de revelamiento topográfico y el uso dragas, que permitirá realizar los trabajos incluso durante la  riada.