La VoZ digital | Por querer negociar con el EPP, ministro Bajac se expone a juicio político; afirma miembro de la ARP

2018-02-20 | 15:21

EPP

Por querer negociar con el EPP, ministro Bajac se expone a juicio político; afirma miembro de la ARP
103



  •  


Gentileza Gentileza
El dirigente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) José Pappalardo, en conversación con Radio Nacional expreso que el ministro de la Corte Suprema Miguel Oscar Bajac, se expone a juicio político al plantear un diálogo con el grupo criminal autodenominado Ejercito del Pueblo Paraguayo (EPP). Calificó de desatinadas las declaraciones del miembro del máximo tribunal de la República.

“Hacer este tipo de declaraciones es pasible de un juicio político, de la misma manera que se le condenó a González Daher, por otras razones, por razones diferentes pero con consecuencias tan graves una como la otra”, dijo Pappalardo a la 920 AM.

Igualmente, calificó de desatinadas sus declaraciones al tiempo de desacreditarlo como portavoz de soluciones ya que, al juzgar por el criterio de Pappalardo, el Ministro de la Corte se extralimita en sus funciones.

“Ahora se agrava más con esta declaración de un miembro de la Corte, que es un organismo jurisdiccional, donde está el eje del combate a esta delincuencia criminal y también a todo el tema de corrupción, y te sale con este disparate”, expresó.

El gremialista se presenta como portavoz calificada de la situación que vive el norte del país con el crimen organizado, porque hace varios años que tiene emprendimientos ganaderos en los Departamentos de San Pedro y Concepción, zona directa de influencia del grupo armado.

En otro momento de la entrevista, Pappalardo trató de encontrar un sentido a las intenciones de Bajac al hacer una analogía con el largo proceso que el gobierno colombiano asumió con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Todavía si se considera ese hecho histórico internacional, el empresario cree que el EPP no cuenta con la fuerza necesaria para que el Estado evada preceptos constitucionales para encarar un diálogo en nombre de la paz.

“No podemos compararnos con las FARC, esto es una cosa mucho más pequeña, y hay que hacer que las cosas funcionen, que el Estado asuma su rol de responsable de la seguridad jurídica y física, y de esa manera vamos a combatir la pobreza”, comentó.

Por su parte, sugiere que el Gobierno siga con sus programas focalizados a asistir a familias más necesitadas, y que a su vez, potencie las políticas públicas que incentiven los pequeños emprendimientos sustentables para lograr el desarrollo económico equitativo entre esas familias en situación de vulnerabilidad.

Por último, en cuanto a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), comentó sobre la necesidad de dotarle mayor vigor mediante un plan estratégico-operativo, con metas y objetivos medibles, y con el rigor del cumplimiento de esas especificaciones que, de no satisfacer esos requisitos, se aplique un sistema de rotación para que la responsabilidad de la FTC tenga respaldo en base a objetivos cumplidos.

 

 

 

 

 

 

Fuente: AIP