La VoZ digital | Burgos ya está en Tacumbu Hilton

2018-03-02 | 16:47

Violencia familiar

Burgos ya está en Tacumbu Hilton
103



  •  


Gentileza Gentileza
Rodrigo Burgos, jugador del Club Olimpia, imputado por violencia familiar, ingresó por esta causa al penal de Tacumbú en la mañana de este viernes. Lo curioso del caso se dió una vez más al quedar al descubierto que la prohibición de ingresar celulares al interior de las cárceles sigue siendo violada de manera sistemática.

Cerca de las 12.00 de este viernes el jugador fue ingresado a la penitenciaría por disposición del juez Juan Francisco Recalde, quien revocó la medida de arresto domiciliario que pesaba sobre el jugador.
 
Burgos decidió entregarse este jueves en compañía de sus abogados Andrés Bernal y Herme Villamayor. Primeramente fue llevado al Departamento Judicial de la Policía Nacional, donde dio su versión de lo ocurrido, informó Telefuturo.

El jugador mencionó que por respeto a su pareja no dio su versión en su momento, no obstante, decidió defenderse ante esta situación.

Argumentó que todo se agravó en el momento en que decidió terminar la relación. "Ella estaba empeñada en verme en la cárcel; o conmigo o en la cárcel, me decía", sostuvo.

Así también, recordó que ambos habían asistido a una terapia de pareja. 

"Creo que siempre se guió por las cosas que le decían a ella, de personas malas. En lo último ya se volvió todo muy denso entre nosotros, por lo que decidí salir, por la tranquilidad de mis hijas", refirió el futbolista.

El deportista también detalló una supuesta negociación que hizo con su pareja. "Imagináte que yo le ofrecí USD 7.000 y se negó porque me dijo que me quiere ver en la cárcel, con ella o en la cárcel", reiteró.

Burgos negó ser el responsable de los golpes que recibió su ex pareja. A su vez, dijo que ya en dos oportunidades la mujer había tratado de suicidarse, incluso frente a una de sus hijas.

"Todo lo que ella hizo en el transcurso de nuestra relación nadie quiere ver. Siento mucho por mi hija porque ella vio cosas que son traumáticas y que por códigos no quiero contar. Me extraña que ella haya dicho todo esto ", argumentó 

El jugador comunicó que desde hace tres meses no ve a sus hijas porque la madre no quiere. "De última, le pedí a su mamá y a su hermana que le trajeran a la concentración, después de tres meses le volví a ver por 40 minutos. Por respeto a ella no salí a hablar anteriormente", sentenció.

 

 

 

 

Fuente: la nación digital