La VoZ digital | Ana Julia, la fría madrastra que lloraba y hacía marchas por el cadáver que escondía

2018-03-12 | 11:28

A sangre fría

Ana Julia, la fría madrastra que lloraba y hacía marchas por el cadáver que escondía
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
La mujer encabezó la búsqueda del pequeño, desaparecido durante dos semanas. Lo tenía en el baúl. Investigan si mató también a su hija.

La madrastra de Gabriel Cruz, el nene de 8 años que fue hallado muerto en el baúl de su auto, se convierte en un personaje casi de ficción que tiene al mundo anonadado. Encabezó la cruzada por hallar al niño que ella misma había matado, para ahora, cuando la policía la descubrió. decir. “Lo siento, te quiero, he sido yo"

La dominicana se dejó fotografiar en cuanto pedido de justicia había, y ayer fue detenida por la Guardia Civil cuando pretendía entrar en el estacionamiento del edificio donde vivía con el papá de la víctima.

El cuerpo de Gabriel fue encontrado después de casi dos semanas de angustiosa búsqueda en la que participaron más de 2.600 voluntarios y casi 1.500 profesionales. 

a policía revisa ahora la investigación de la muerte en 1996 de una hija de Quezada cuando tenía 7 años al caer por el balcón en Burgos (centro del país), que entonces se cerró como accidental

El viernes pasado, unas 8.000 personas acudieron a la llamada de los padres para concentrarse en Almería y pedir que su hijo regresara a casa, a la que asistió también la ahora detenida. 

Allí su madre, Patricia, pidió respaldo a la iniciativa del colegio del niño para que miles de "pescaítos" -como llamaba a su hijo cariñosamente por su pasión por los peces y el mar- ayudasen a que el pequeño volviera a casa. 

La noticia del hallazgo del cadáver del pequeño ha conmocionado a la sociedad española, que había inundado las redes sociales con cientos de dibujos de peces. 

También el ámbito político español ha mostrado su consternación por la noticia de la aparición del cuerpo de Gabriel, en especial el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, quien se había implicado personalmente en su búsqueda y ofrecido todo el apoyo de las fuerzas de seguridad a sus padres. 

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, expresó su dolor, "compartido con todos los españoles", por el trágico suceso. 

En un comunicado oficial, la Embajada de la República Dominicana en España expresó "su más sentido pesar y profundo repudio" por el asesinato del niño "cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en Almería, en un vehículo conducido por la ciudadana de origen dominicano AnaJulia Quezada". 

Para la Embajada dominicana, la muerte de Gabriel es una "tragedia" que "ha estremecido a nuestra laboriosa comunidad en España y a la sociedad dominicana que ha seguido muy de cerca el caso", a la vez que transmite "un mensaje de solidaridad a los padres y familiares" del pequeño.