La VoZ digital | Olimpia vibra con la 41

2018-05-31 | 07:54

Futbol local

Olimpia vibra con la 41
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Olimpia gritó campeón, anoche, tras vencer a Libertad, a falta de dos fechas para la culminación del presente torneo de la APF. Su inmediato perseguidor, Cerro Porteño no pasó de un empate con Luqueño y quedó todavía más lejos.

Olimpia, capitaneado por Roque Santa Cruz, que este miércoles jugó su partido número 100, conquistó el torneo Apertura paraguayo al imponerse a Libertad a falta de dos jornadas.

Le bastaba con un empate al Decano para llevarse el título, dada la ventaja de nueve puntos sobre Cerro Porteño, que a la misma hora igualó a uno con el Sportivo Luqueño.

 

Pese a comenzar ganando, los pupilos del argentino Daniel Garnero se vieron con muchas dificultades para contener a un Libertad que pudo empatar.

 

Olimpia salió directo a por la victoria en el Defensores del Chaco, que estaba lleno hasta las banderas, y en los primeros minutos se puso en ventaja con un gol de penalti de William Mendieta, tras una mano dentro del área de Alan Benítez.

 

A partir de ahí, Olimpia pudo aumentar la ventaja ante un Libertaddesarbolado ante las embestidas de Mendieta y Néstor Camacho, los dos goleadores del Decano.

 

Camacho marcó el segundo de Olimpia tras hacerse con un pase dentro del área del colombiano Farid Díaz y batir a Rodrigo Muñoz.

Libertad se sobrepuso y creó bastante peligro, aunque a veces recurriendo al juego bronco.

 

Su oportunidad más clara en esa primera mitad estuvo en las botas del delantero Óscar Cardozo, que lanzó un potente disparo desde fuera del área que hizo temblar el travesaño que resguardaba Alfredo Aguilar.

 

Al poco de transcurrida la segunda parte se vivió un emotivo momento con la retirada de Roque Santa Cruz, quien fue ovacionado por los seguidores de Olimpia tras pasar el brazalete de capitán a Mendieta y ser sustituido por Jorge Ortega.

 

Luego el partido fue de Libertad, con una seguidilla de jugadas de peligro que hizo cundir el nerviosismo en el Decano y en los miles de seguidores que le apoyaban en el Defensores del Chaco.

 

Así, en el minuto 54, un tiro de Antonio Bareiro, siempre muy peligroso, rebotó en el defensa Diego Verón y entró en la puerta de Aguilar, de hecho uno de los más sobresalientes de Olimpia.

 

Un partido con gran fútbol y un magnífico fin de fiesta para un Olimpiaque en lo que va de Apertura solo ha perdido un partido, precisamente contra Cerro Porteño, su histórico rival.

 

Con esta conquista, Olimpia se hace con el título número 41 desde su fundación y en un día especial para Roque Santa Cruz, que hoy se anotó su sexto torneo con la camiseta del club en el que creció futbolísticamente.

 

Fuente Mundo Deportivo