La VoZ digital | Murió kamba´i

2018-06-19 | 07:53

El arte paraguayo de luto

Murió kamba´i
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Efrén “Kamba’i” Echeverría, uno de los más populares guitarristas nacionales, falleció esta madrugada a los 86 años, tras varias complicaciones de salud y en una condición económica lamentable.

Echeverría, uno de los emblemas de la guitarra paraguaya, murió a las 03:00 de este martes, según confirmaron sus familiares.
Efrén nació el 4 de marzo de 1932. Apodado artísticamente “Kamba´i”, fue uno de los más populares intérpretes y creadores de la guitarra en Paraguay.

Desde muy joven, la música paraguaya se le hizo familiar; tanto, que el deseo de una guitarra propia pasó a ser un anhelo vehemente de su niñez. Y no pasó mucho tiempo hasta que el ansiado instrumento propio llegara a su vida.

Ya en su adolescencia, Echeverría se convirtió en número puesto en cuanta ”musiqueada” se forjara en su tierra natal. Muy pronto Efrén se adueñó de las serenatas del lugar, siempre pulsando la guitarra y, a veces, hasta el violín o el acordeón a botones.

Su repertorio cubría todo cuanto el público de la zona sabía apreciar. Sin embargo, en el año 2015, atravesando por dificultades económicas, casi vendió su guitarra para costear los tratamientos de las enfermedades que lo aquejaban.

Si bien percibía un promedio mensual de G. 5.000.000, en concepción de pensión del Estado, el monto era insuficiente para costear sus gastos, pues no contaba con seguro médico, tampoco con seguro de vida.

“Kamba`i” fue homenajeado con la denominación de “Tesoro Humano Vivo”, merced a un proyecto presentado por el promotor cultural Mario García Siani, a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Además de una técnica propia, Efrén utilizaba una afinación personal del instrumento; que permite que, al sonar las cuerdas al aire, produzcan un tono mayor. “La afinación me la enseñó mi hermano Catalino Echeverría, porque él vio que un músico tocaba así en Puerto Casado, donde trabajaba produciendo tanino. Él se grabó el sonido y me dijo eso, que ya no me olvidaría nunca. Después probé y me gustó”, había manifestado tras recibir la condecoración.

El compositor creó muchas obras de guitarra. Algunas recrean sonidos de animales con gran fidelidad. Entre ellas están: “Ryguasu kokore”. “Jagua’i kare”. “Itaverá”. “Guata yeruti”. “Taita José”. “Belénpe guare”. “Vaca ra’y chápelo”, entre otras.

 

Fuente 780 am