La VoZ digital | Más de 500 niños se reunieron con sus familias en la frontera de EE.UU

2018-06-25 | 07:45

EEUU

Más de 500 niños se reunieron con sus familias en la frontera de EE.UU
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Más de 500 niños separados de sus padres bajo la política de “tolerancia cero” a la inmigración fueron reunificados con sus familias en Estados Unidos, afirmaron funcionarios del gobierno tras la confusión que siguió al repentino retroceso de Donald Trump respecto a esa política.

El Departamento de Seguridad Nacional indicó que 522 niños separados de sus padres como parte del combate a la inmigración “ilegal” se han reunido con sus familias, pero otros 2.053 menores permanecen al cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

En la primera publicación de datos oficiales desde que Trump puso fin el miércoles a las separaciones familiares, el Departamento indicó que el proceso de reunificación “está bien coordinado”.

“El gobierno de Estados Unidos conoce la ubicación de todos los niños bajo su custodia y está trabajando para reunirlos con sus familias”, agregó la cartera en un comunicado difundido el sábado por la noche.

Al tratar de detener el flujo de decenas de miles de migrantes de América Central y México que llegan a la frontera sur todos los meses, Trump ordenó a principios de mayo que todos los adultos que cruzaran ilegalmente los pasos limítrofes serían arrestados y sus hijos separados de ellos.

Después de que esa medida provocara una ola de indignación en el país y en el mundo, Trump puso fin a la práctica de la separación, pero continuó con su discurso de línea dura sobre la inmigración.

El presidente considera a ese tema como crucial antes de las elecciones legislativas de mitad de período, que se desarrollarán en noviembre.

“No podemos permitir que todas estas personas invadan nuestro país”, dijo Trump el domingo en Twitter.

“Cuando alguien llega, debemos inmediatamente, sin jueces ni juicios, llevarlo de vuelta a donde vino”, agregó, lo que sugiere un tratamiento sin el debido proceso legal que la Constitución estadounidense garantiza a “cualquier persona”.

Casi todas las familias que llegan al país han solicitado asilo oficialmente.

“Nuestro sistema es una burla a la buena política de inmigración y a la Ley y el Orden”, escribió Trump.

Fuente: Infobae