La VoZ digital | “Lo maté porque era él o yo”, dijo músico argentino al entregarse

2018-07-13 | 07:57

Argentina

“Lo maté porque era él o yo”, dijo músico argentino al entregarse
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
“Lo maté porque era él o yo”. Con esa frase descarnada ante las cámaras de TV que lo esperaban en la comisaría 52, el músico Cristian “Pity” Álvarez se presentó ante la Policía para entregarse por el crimen a balazos de un vecino, cometido el jueves a la madrugada.

“Yo disparé, sino me iba a matar él: cualquiera en mi barrio haría lo mismo”, agregó Álvarez, quien contó que pasó las horas posteriores al crimen -y luego de ir a un boliche de Ramos Mejía- “en casa de unos amigos”.

El cantante fue señalado por al menos tres testigos, quienes declararon que tras una discusión mató a balazos a Cristian Maximiliano Díaz (36) en el barrio Samoré de Villa Lugano.

Luego del violento episodio, el músico fue a Pinar de Rocha, un local bailable de Ramos Mejía donde brindaba un show Ulises Bueno, supuestamente en busca de algún contacto que lo ayude a fugarse.

Ayer por la mañana, tras una visita a la casa de su novia, decidió entregarse. Pero mientras se dirigía en auto hacia la comisaría, se arrepintió, se bajó del auto del padrastro de su pareja y se mantuvo escondido hasta esta madrugada, cuando finalmente se entregó.

A partir de ahora, el artista deberá enfrentar un complejo panorama judicial. Es que a la declaración de varios testigos, se suman videos de cámaras de seguridad donde se lo ve descartar el arma y fugarse hacia la provincia de Buenos Aires. Incluso el relato de su novia lo incrimina.

Además, se lo vio en un local bailable en el recital de Ulises Bueno. Si realmente hubo una pelea, ¿por qué no se presentó inmediatamente ante la Policía? Esas y otras preguntas deberá contestar a partir de ahora Álvarez.

Hay otro dato que podría deslegitimar su estrategia: al hombre asesinado no le encontraron armas los peritos de la Policía de la Ciudad que trabajaron en la escena del crimen. Tampoco tenía antecedentes violentos.

No es la primera vez que el músico es protagonista de incidentes con armas de fuego. En 2010, fue procesado por amenazar a la mamá de una fan y haber herido a su manager. En 2012 fue detenido cuando caminaba por Villa Lugano, su barrio, con armamento de guerra en la cintura.

Además, en julio de 2013 fue apresado por la Gendarmería Nacional también por la portación de una pistola. También acumula una larga nómina de escándalos en sus presentaciones públicas.

A todas estas alertas se agregan sus declaraciones públicas. En la última entrevista que brindó antes del crimen, dijo: “No manejo mi vida”. El desenlace fue el peor y le costó la vida al padre de una pequeña niña.

Fuente: Clarín e Infobae