La VoZ digital | Ibañez se victimiza ante "un linchamiento político"

2018-08-01 | 15:43

Perdida de investidura

Ibañez se victimiza ante "un linchamiento político"
103



  •  


Gentileza Gentileza
El diputado colorado José María Ibáñez, durante la sesión extra que analiza su pérdida de investidura por el caso "caseros de oro", argumentó ser víctima de una "inquisición moderna, cacería de brujas y de linchamiento público. Ibáñez afirmó que no se le puede juzgar dos veces por el mismo hecho.

Ibáñez, en su descargo ante la Cámara de Diputados durante la sesión extraordinaria en la que se solicitó la pérdida de investidura, expresó que está despojado de toda arrogancia, de toda soberbia y de todo “ímpetu desafiante”.

“He aceptado mis errores a lo largo de mi vida. Como ser humano, he cometido varios errores y he buscado enmendarlos como ser humano y como servidor público”, manifestó.

Sostuvo que solicitó un permiso sin goce de sueldo por 60 días que le fue concedido por la legisladora anterior. Agregó que tuvo que rogar e implorar a su colegas para que se le conceda el desafuero para poder enfrentar el proceso judicial cuya audiencia preliminar se llevó a cabo el pasado 6 de julio.

Dijo que en la audiencia preliminar, su caso concluyó con una salida procesal que es la suspensión condicional del procedimiento, que es una manera legal de extinción de los procesos penales. “Ahí no se discute la culpabilidad o no del procesado y del encausado, se busca la reparación del daño”, manifestó.

Ibáñez agregó que en este nuevo período parlamentario, se habla de su conducta moral, política y ética pero que él fue desaforado y sometido a un proceso que concluyó con una medida.

“Entiendo que a algunas personas no les gusta el resultado. Entiendo que por eso pretenden juzgarme dos veces por el mismo hecho. Somos una cámara que se dedica a legislar, su misión principal es legislar y no juzgar. En último caso, si se debió juzgar mi conducta en esta cámara, debe hacerlo la legislatura anterior”, sentenció.

Indicó que sus colegas pretenden revivir a Tomás de Torquemada y quemarlo vivo. “Lo que se pretende hacer conmigo es un linchamiento público, siguiendo el juego de la agenda mediática instalada por algunos comunicadores”, expresó.

Dijo que recibió la sanción de G. 30 millones que fueron reingresados y además se le impusieron ciertas reglas de conducta que por cierto tiempo deberá cumplir. Agregó que lo suyo “no es una admisión de culpa” sino que es reconocer que ocurrieron hechos.

Manifestó que además fueron donados G. 117 millones a una entidad dedicada al cuidado de personas con lepra.

Sobre el trasfondo mediático de la persecución que sufre, Ibáñez expresó que dejó de ser un tema jurídico y que el diario ABC se ensañó con él desde que se divorció de su ahijada. “Teníamos una vida con Aldo Zuccolillo. Comíamos asado los fines de semana. Festejábamos los cumpleaños de nuestros hijos, íbamos de pesca en su familia. Él con su pareja fue a visitarme en varias ocasiones. Teníamos una relación de familia”, expresó.

Luego de que el diputado haya cortado relaciones con la ahijada del empresario fallecido recientemente, expresó que empezó al campaña mediática dedicándole más de 300 tapas y 2.000 artículos de opinión.

“No solamente el político es el que es expuesto, también la familia sufre”, indicó Ibáñez para luego expresar: “perdono a quienes me juzgaron”.

Luego del descargo, la sesión concluyó y se dio inicio a otra extraordinaria.

 

 

 

 

Fuente: Hoy digital