La VoZ digital | Blindaje de Ibañez disparó ola de escraches

2018-08-03 | 14:35

Escrache

Blindaje de Ibañez disparó ola de escraches
103



  •  


Gentileza Gentileza
Tras conocerse el blindaje del diputado José María Ibañez por parte de sus colegas, la ciudadania entera inició una ola de escraches que llegó a un punto álgido en la noche del jueves, en la que manifestantes fueron hasta el domicilio del legislador colorado y pintaron los muros del domicilio con la inscripci´´on de "LADRON" "CORRUPTO". Además, locales gastronómicos, conocidos shoppings y hasta tiendas de ropa decidieron prohibir el ingreso al diputado José María Ibáñez, quien hizo figurar a tres de sus caseros como funcionarios de la Cámara Baja para cobrar sus respectivos salarios.

Así quedó anoche el domicilio de Ibáñez. Foto: Gentileza.

Las empresas y asociaciones no están ajenas a las protestas, como es el caso de los socios que juntan firmas para expulsar a Ibáñez del Club Centenario, los restaurantes Il Bambú y La Tarantella, así como los ex alumnos del Colegio Internacional y Cristo Rey.

Este viernes también se pronunció en contra del blanqueamiento del legislador el Shopping Mariscal con la consigna: “Este centro comercial se suma al repudio en contra del diputado José María Ibáñez, quien continúa impune y traicionando la confianza y el respeto del pueblo paraguayo. Por tanto, lo declaramos persona no grata en este lugar".

Lo mismo hizo el Shopping Mariano en su cuenta de Instagram.

 
 

Desde el sector juvenil, el Centro de Estudiantes de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) expresa su repudio hacia el actuar del diputado Ibáñez y rechaza el encubrimiento de sus colegas al rechazar su destitución de la Cámara de Diputados.

A su vez, el Club de Ejecutivos del Paraguay manifestó su decepción “por una práctica política perversa, altamente perjudicial y totalmente desfasada de su tiempo, al proteger corporativamente a una persona que no ha demostrado ser merecedor de tan importante investidura de una República”.

La intención es llamar la atención de la ciudadanía que, si bien expresa su indignación desde la casa, aún no se decide a ser partícipe de una acción directa.

Un grupo de personas autoconvocadas irrumpió el miércoles en la misma sesión de la Cámara de Diputados, donde 48 legisladores salvaron a José María Ibáñez de la pérdida de investidura.

Las manifestaciones siguieron este jueves con un cacerolazo frente al restaurante capitalino El Bolsi y luego en la Plaza de Armas, mientras que, en simultáneo, otro grupo fue hasta la casa de Ibáñez para empapelar su residencia.

Juan Sebastián Bonini Godoy es uno de los protestantes, quien además de repudiar la actitud de los diputados, también rechaza la aprobación de las notas reversales que modifican el Tratado de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

En comunicación con Última Hora, dijo que conforma una agrupación con personas de diferentes sectores, pero sin intereses partidarios, que tiene el anhelo de “desterrar este tipo de prácticas corruptas por parte de autoridades que hacen lo que quieren del país”.

En este caso se refiere a la causa Caseros de Oro, que involucra a José María Ibáñez. El diputado pagaba a tres de sus empleados que trabajan en su propiedad de Areguá con dinero del Estado, al hacerlos figurar como funcionarios del Congreso.

Los manifestantes recomiendan los hashtags #CacerolazoPy #BastaYa #LosComunesSomosMas #CaserosDeOro para compartir los videos e imágenes de las redes sociales y así llegar a más personas.

La próxima acción directa es un nuevo escrache frente a la vivienda del diputado este viernes a las 18.00, en tanto que el lunes se realiza una gran marcha desde la Plaza de las Armas.

 

 

 

Fuente: UltimaHora