La VoZ digital | “El barrio San Francisco será un gran fracaso”

2018-08-09 | 09:37

COBAÑADOS

“El barrio San Francisco será un gran fracaso”
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Para el arquitecto Jonny Alvarenga la forma en que el Estado paraguayo realizó las obras de la Avenida Costanera traerá un gran impacto social sobre las familias afectadas, pero también sobre Asunción y los contribuyentes paraguayos.

Para el profesional con experiencia en construcción de viviendas sociales, el megaproyecto afecta sensiblemente la relación vivienda-trabajo de los pobladores más pobres de Asunción, impactando en su sustento diario.
 
Mencionó como ejemplo el proyecto del barrio San Francisco, construido para más de mil familias reubicadas de La Chacarita.
“El barrio San Francisco va a ser un gran fracaso. Porque son muchos recursos. La gente que fue a vivir ahí necesita trabajar en otro lugar, más del 50% se dedica al reciclado. Ahora están lejos de donde rondaban, no pueden clasificar ahí la basura por falta de espacio. Ahí se construyeron viviendas y punto. Viviendas muy reducidas, con pocas posibilidades de ampliación. Esas familias necesitan viviendas flexibles, con la posibilidad de ajustarla o terminarlas de acuerdo a sus necesidades”, dijo.
 
Estas viviendas fueron construidas a espaldas de las necesidades de la gente, no fueron pensadas las fuentes de trabajo de la gente, y recién ahora el Estado está viendo cómo parchar los problemas que esto genera, dijo. Y que experiencias como ésta mostraron su fracaso en países como Chile y México.
 
La vivienda es un derecho universal
Para las familias afectadas del Bañado Norte el Estado no contempló siquiera la construcción de viviendas de reubicación, sino solamente la indemnización para que desalojen el barrio, dijo María García, referente de la Coordinadora General de Organizaciones Sociales de los Bañados (Cobañados). Y que el desarraigo que están viviendo traerá un impacto social muy grande.
 
Sólo cuando las familias organizadas dentro de la Cobañados o la Coordinadora de Defensa Comunitaria de los Bañados (Codeco) se plantaron, lograron arrancarle al Estado paraguayo un acuerdo de construcción de viviendas en el territorio.
 
En total unas 13 familias se adhirieron a esta alternativa y actualmente viven en refugios estatales insalubres, a la espera de que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) y la Municipalidad de Asunción realicen pasos decisivos para identificar un terreno y construir las viviendas.
 
“Ojalá que el gobierno entrante cumpla con esto, porque el derecho a la vivienda es un derecho universal, un derecho humano”, dijo.
 
“No estamos en contra de las obras ni de las necesidades viales –dijo-, está bueno que se haga, pero primero se debe tener en cuenta el componente social para la población que ha vivido por años en los Bañados…Este proyecto se instaló encima de la gente”. 
 
Sobre el barrio San Francisco, García dijo que muchas de las familias que fueron a vivir allí están volviendo, dado que quedaron vulneradas en sus fuentes de trabajo desde que se desplazaron lejos del centro de Asunción.
 
El impacto social del que habla la referente se ve además en que un 80% de las familias del Bañado Norte que ayer aceptaron la indemnización no están teniendo opciones y están volviendo al barrio, pero se están instalando más cerca del río. “Entonces no es una solución a nivel social la que se da, al contrario, a largo plazo eso va a tener costo mucho más grande”, agregó.
 
Lo que necesitamos es Defensa Costera
 
Enrique Talavera, referente del Bañado Sur, dijo que para las obras de la Costanera Sur  las familias del barrio no necesitan la construcción de viviendas. “Nosotros ya tenemos viviendas dignas, lo que necesitamos del gobierno es que el agua ya no nos saque de nuestro lugar”.
 
Y eso se logrará ampliando las obras de la Avenida Costanera para convertirla además en Defensa Costera, agregando estaciones de bombeo y canalizaciones, según el estudio de factibilidad que presentó la Cobañados al Estado en 2015.
 
Jonny Alvarenga dije que para hacer bien las cosas el Estado debe contemplar a la vivienda como un derecho y como una oportunidad para mejorar la vida de la gente. Y que eso solamente se va a dar si esa vivienda está relacionada con las otras necesidades, especialmente a la fuente de trabajo, del sustento de la gente. 
 
Dijo que si bien el Estado se está dando cuenta de sus errores, todavía no reconoce algo central que es la participación de la gente en pensar la casa y en gestionar la casa.
 
La Cobañados, dijo, tiene experiencias en la construcción de viviendas a través del sistema cooperativo, muy interesante porque pudieron construir más casas que las previstas gracias a que las familias administraron los recursos, en el Bañado Sur (Jukyty, Santa Ana y Tacumbú).
 
“El proyecto de la Avenida Costanera tenía que haber dado solución a los Bañados, no generar más consecuencias sociales”, dijo María García.
 
 
Fuente COBAÑADOS