La VoZ digital | 10 años de prisión a sexagenario por Homicidio Doloso

2018-08-10 | 09:21

Sentencia

10 años de prisión a sexagenario por Homicidio Doloso
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
A 10 años de pena privativa de libertad fue condenado un sexagenario, tras ser encontrado culpable por un Tribunal Colegiado de Sentencia por un hecho de homicidio doloso. Se trata de Andrés Barreto Martínez (69). El Juicio Oral y Público se desarrolló este 7 de agosto en Ciudad del Este. El crimen ocurrió en el 2010, en la zona de Itakyry.

La fiscal Olga Melgarejo, de la Unidad Zonal de Minga Porá, representó al Ministerio Público y produjo pruebas documentales y testificales, que demostraron la responsabilidad del acusado en el crimen. Tras valorar los elementos incriminatorios, los magistrados José Ariel Diarte, Milciades Ovelar y Efrén Giménez, integrantes del Órgano Judicial, dictaron la sentencia condenatoria.

Según los antecedentes, el crimen ocurrió el 29 de junio del 2010, a las 09:00 horas aproximadamente, en una calle de la colonia Chino Cué, Gleba 9, del distrito de Itakyry. En aquella oportunidad, el hoy condenado interceptó en la calle al brasileño Adair Alves Ferreira y lo ejecutó a tiros de escopeta, supuestamente por encargo Iraní Varela Pacheco, esposa de la víctima y con quien el criminal mantenía una relación sentimental, según concluyó la investigación.

El extranjero falleció por "múltiples heridas de proyectiles de arma de fuego en el tórax, mediastino y abdomen, hemorragia torácica y lesión hepática", según el diagnóstico del médico forense del Ministerio Público, Dr. Eric Hugo Zapata.

Al principio, los investigadores manejaron la información de que el homicidio fue con fines de robo, considerando que el hombre iba con destino a un supermercado para pagar una deuda. Sin embargo, posteriormente se descubrió que el crimen fue pasional.

El hijo del fallecido, Claudemir Ferreira Varela, se presentó en la Fiscalía y declaró que el autor del asesinato de su padre fue su vecino Andrés Barreto Martínez, quien cometió el hecho en complicidad de su madre Iraní Varela Pacheco, según testimonió. 

Tras el hecho, la mujer vendió a escondida una vaca y el hombre una propiedad y escaparon juntos, según confirmó Claudemir. Finalmente, el criminal fue capturado luego de permanecer mucho tiempo en rebeldía, mientras que su cómplice estaría oculta en el Brasil. Tras su aprehensión, el hombre fue acusado y finalmente condenado.

 

Fuente Ministerio Público