La VoZ digital | 6000 viviendas sociales para bañadenses concluirían en 2023, afirma Durand

2018-11-06 | 16:19

Vivienda digna

6000 viviendas sociales para bañadenses concluirían en 2023, afirma Durand
103



  •  


Gentileza Gentileza
El ministro de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), Dany Durand, marcó el año 2023 como fecha de inicio de la entrega de 6.000 viviendas sociales a los pobladores de los Bañados de Asunción, que cada año se ven obligados a abandonar sus casas, inundadas por las crecidas del río Paraguay.

“Tenemos calculado empezar en 2020 a construir las viviendas que queremos terminar en el 2023”, señaló Durand.

Añadió que el Ministerio de Urbanismo cuenta ya con “una propuesta planificada” para dar respuesta en los próximos diez años a los afectados de los barrios ribereños, que este año suman unas 4.000 familias por la subida del río Paraguay.

El proyecto arrancaría en 2019 con una primera fase de construcción con 3.000 viviendas en la Costanera Norte y otras tantas en las Costanera Sur, y se prolongaría en el periodo 2023-2028 con la edificación de 2.000 viviendas más en cada Bañado, informó la agencia EFE.

“En total, en este periodo de 10 años, ya tenemos mapeado realizar 5.000 viviendas en la Costanera Norte y 5.000 en la Costanera Sur”, precisó el ministro.

El MUVH está ahora a la espera de que la Municipalidad de Asunción conceda un terreno de 60 hectáreas en la ribera del río, donde antes de comenzar la construcción se ejecutará un proceso de relleno para ganar la batalla al agua.

Durand confía en que esas tierras de la Municipalidad lleguen pronto, ya que tanto las autoridades de la capital como las del Estado se comprometieron la pasada semana ante el Arzobispado de Asunción a encontrar y ofrecer una solución a los vecinos de los Bañados.

“Estamos esperando de aquí a fin de año que la Municipalidad ceda las tierras para que nosotros podamos hacer la inversión del relleno, el refulado que se llama, y empezar a ver los servicios de agua, luz y servicios de la parte de tratamiento cloacal. Todo eso no podemos realizarlo si no tenemos el título”, indicó.

El hecho de urbanizar la margen del río, expuesto cada año a las crecidas, no presenta un problema para el MUVH, ya que, explicó Durand, ese refulado se hará a una cota de 64 metros, por encima de la máxima de 60 metros que puede alcanzar el río Paraguay.

“Es mucho mejor levantar al nivel donde no va a llegar el agua (…). Se hace toda la parte de construir los muros de contención y posteriormente el refulado y el relleno que permite, en este caso, que el río no invada más las zonas”, señaló.

La primera fase de este plan urbanístico contempla un desembolso de 120 millones de dólares para la construcción de viviendas prototipo de entre 40 y 52 metros cuadrados con “dos dormitorios, un pequeños living-comedor, una pequeña cocina y también un baño”, destacó el ministro.

“Estas mismas familias están viviendo hoy en espacios muy reducidos de 16 metros cuadros y tienen la letrina fuera. Les estamos dando casi, casi el doble metraje cuadrado, con techo, con protección, y con una ayuda social muy importante para animarlos a tener su primera vivienda”, respondió el ministro preguntado por la capacidad de unos inmuebles proyectados para familias de cinco miembros.

El Gobierno subsidiará el 95 por ciento del precio final, mientras que los inquilinos tendrán que pagar un monto de “600 dólares pagaderos en largas e interminables cuotas”.

Pese a que todavía quedan unos años para la entrega de las casas, el Ejecutivo ha encargado a la Municipalidad de Asunción y al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) la elaboración de un censo de damnificados que contará con el certificado del Arzobispado de Asunción.

“Con eso vamos a evitar con eso que mucha gente avivada venga a querer sumarse a un proyecto que hoy día ya está cerrado”, matizó.

Este año, las crecidas del río Paraguay ya han dejado más de 4.000 familias desplazadas en Asunción y se espera que el número siga en aumento, ya que las previsiones apuntan a que el nivel del río siga subiendo hasta los 7,5 metros.

Durand recalcó que la idea del MUVH no se limita únicamente a dar una casa, sino a ofrecer “el combo completo de casa, salud y trabajo” para paliar la falta de planificación urbanística que padece la Capital. AIP