La VoZ digital | Para Paraguay la integración regional es un imperativo, afirmó Marito en el Mercosur

2018-12-18 | 14:38

Mercosur

Para Paraguay la integración regional es un imperativo, afirmó Marito en el Mercosur
103



  •  


Gentileza Gentileza
El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, renovó el compromiso de promover la complementariedad de las economías del bloque y afirmó que para Paraguay la integración regional es un imperativo y no una opción.

Fue durante su primera intervención en la 53º Cumbre del Mercosur en Montevideo, con presencia de los jefes de Estados miembros y socios del bloque.

El mandatario aseguró que su Gobierno lleva adelante un proyecto de cambios ambiciosos, asumiendo los compromisos del futuro con el apoyo y acompañamiento de una sociedad cada vez más protagónica y presente en el debate.

“El ciudadano paraguayo ha despertado y pide que no seamos indiferentes a sus justos reclamos y exige que hagamos frente a la corrupción, a la impunidad y que hagamos políticas inclusivas y que busquemos la igualdad y la equidad en nuestras sociedades”, manifestó.

También renovó el compromiso de Paraguay de ser protagonista activo en la construcción de una verdadera integración regional, promover la complementariedad de las economías y fortalecer la conectividad y la infraestructura para ser así más competitivo.

“En los proceso de integración las fronteras no nos separan, nos unen y por ello debemos construir con respeto a las autonomías y realidades de cada país, basadas en interese compartidos”, aseveró.

En otro momento dijo que a pesar de las inevitables críticas los avances del Mercosur en materias económicas y comerciales son evidentes y deben ser optimizadas para el desarrollo.

“La diversificación y la ampliación de nuestros intercambios económicos comerciales son fundamentales”, al tiempo de resaltar que se tiene casos exitosos de integración.

Mario Abdo instó a impulsar eficientes mecanismos de facilitación del comercio, para conjugar aspectos de logísticas, industria, conectividad y comercio que atiendan el tamaño y la complejidad de la geografía regional.

Igualmente insistió que el rol de la concertación política en el bloque, debe seguir en el derrotero de importantes logros para la promoción de la democracia, las libertades ciudadanas, el respeto a los derechos humanos y el ejercicio plenos de los elementales derechos civiles y políticos.

“El Mercosur debe atender con especial énfasis al ciudadano, al desarrollo de su institucionalidad, analizando con responsabilidad sus verdaderos requerimientos funcionales”, refirió y indicó que en esa línea se impone una tarea de revisión y actualización de órganos y funciones dentro de su estructura funcional acorde con la demanda real.

Superación de asimetrías

 El presidente fue tajante al afirmar que el Paraguay reivindica como uno de los principales pilares de la integración regional, la superación de las asimetrías, atendiendo las particularidades de cada estado parte.

Declaró que es indiscutible que las diferencias del tamaño de las economías debe ser convenientemente atendida para el desarrollo de las capacidades, tanto para asumir los compromisos como para aprovechar las oportunidades generada por la dinámica integracionista.

Abogó por una pronta entrada en vigencia de Focem II por constituirse en una imprescindible herramienta para el desarrollo de la convergencia estructural  de economías y regiones con necesidades especiales.

El mandatario paraguayo también hizo un especial llamado sobre la preeminencia de los derechos adquiridos en la materia para su progreso en su condición de país de menor desarrollo económico y sin litoral.

Bolivia miembro pleno

Abdo Benítez manifestó su deseo de que en el 2019, Bolivia sea miembro pleno del Mercosur.

“Para el Paraguay, es innegable su destino geopolítico de convertirse en un centro de interconexión regional, capitalizando lo que el célebre escritor paraguayo, Augusto Roa Bastos, llamaba la isla rodeada de tierra”, afirmó. AIP