La VoZ digital | Congreso español rechazó presupuesto y abre puertas a elecciones

2019-02-13 | 10:07

España

Congreso español rechazó presupuesto y abre puertas a elecciones
103



  •  


Gentileza Gentileza
El gobierno socialista de Pedro Sánchez acaba de sufrir su peor derrota parlamentaria con el fracaso de su proyecto de presupuestos generales, que implica un fuerte revés. Es un golpe asimilable a una pérdida de confianza. Un punto de difícil retorno para el gobierno socialista.

El paso consecuente es un llamado a elecciones generales, algo que reclaman los principales partidos de oposición: el derechista Popular (PP) y el liberal Ciudadanos. Pero el gobierno socialista todavía no se define al respecto.

También piden elecciones “barones” y referentes de peso del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Tras la derrota, el presidente abandonó el Congreso en silencio, en medio de una incertidumbre en aumento. Es él quien debe definir si se llama o no a elecciones y cuándo.

Golpe de los independentistas

Fueron los independentistas, anteriores socios de Sánchez, los que definieron la derrota del socialista con su voto en contra.

“No hubo salida. Nosotros reclamamos un compromiso de diálogo y de mediación internacional que el presidente Sánchez no parece dispuesto a asumir”, explicó Sergi Sabriá, el jefe del bloque de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) en el Parlamento catalán.

Sánchez, que se había propuesto resistir, intentó hasta último momento evitar el naufragio. A no dar el partido por perdido.

Su negociador en la sombra, José Luis Abalos -actual secretario de Organización del PSOE- entró y salió del Congreso en gestiones contrarreloj. Pero nada más pudo hacer. “Hasta último momento hay esperanza”, había dicho minutos antes su ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

“No se rindan”, clamaban desde la izquierda radical de Podemos. El jefe de ese partido, Pablo Iglesias, también fracasó en sus intentos de convertirse en el “negociador estrella” que doblegara el rechazo del independentismo.

Con el juicio a doce políticos catalanes en marcha, el independentismo que ejerce el gobierno regional de Cataluña no se mostró dispuesto a dar esos presupuestos.

Sánchez es el único presidente desde la recuperación plena de la democracia que llegó al poder no como resultado de elecciones generales sino como consecuencia de una moción de censura contra su predecesor, el derechista Mariano Rajoy.

Su frágil gobierno asumió en junio pasado con sólo 84 diputados de los 350 que tiene en el Congreso de los Diputados y expuesto a una negociación permanente con el independentismo.

 La derrota implica un fuerte revés. Es un golpe asimilable a una pérdida de confianza. La derrota implica un fuerte revés. Es un golpe asimilable a una pérdida de confianza. Fuente: Reuters

La última fase de esa conversación -con la pretensión catalana de un mediador internacional ante el Estado español- terminó por dinamitarlo.

“Fueron ellos los que se levantaron de la mesa y se fueron”, explicó Joan Tardá, de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC).