La VoZ digital | Otra más de la Policía. Dos "gatillo fácil" disparan contra transporte escolar y casi matan a dos niñas

2019-02-26 | 07:40

Corrupción policial

Otra más de la Policía. Dos "gatillo fácil" disparan contra transporte escolar y casi matan a dos niñas
103



  •  


Gentileza Gentileza
Los hechos irregulares y negligentes no dejan de sucederse dentro se las filas policiales. Ahora dos efectivos dispararon contra un transporte escolar e hirieron a dos niñas, confundiendo el vehículo con uno robado.

El oficial inspector Néstor Gerardo Vázquez Guerrero (33) y el suboficial 2° Jorge Manuel Cañiza (27) supuestamente perseguían un vehículo robado, cuando empezaron a disparar contra un transporte escolar. 

Dos niñas de ocho y once años recibieron impacto de bala, gracias a los gatillo fácil. Ocurrió ayer en Areguá. 

“Se da una persecución de por medio y, en ese cruce de vehículos, (el auto con el supuesto ladrón) se perdió de vista de ellos. Al ver nuevamente una Toyota Noah, era otro vehículo de similares características (el transporte escolar), le hacen la señal de pare, la señora (conductora) se asustó, hay una persecución de por medio y ahí él (policía) disparó. Dicen que le apuntaron a la rueda, pero las balas llegaron a las niñas”, dijo el Comandante de la Policía el Comisario Walter Vázquez. 

“No se va a apañar, se va a investigar todo (...) La Justicia va a determinar el grado de criminalidad”, refirió. 

 

Metieron bala e intentaron huir

La conductora del transporte escolar dijo que los efectivos estaban de particular y en un vehículo sin distintivo de la Policía y que empezaron a disparar sin mediar palabra. 

“De repente empezaron a disparar, sin decir nada. Nos dimos vueltas a mirar y eran dos tipos que salían del auto (...) Si veía que eran policías me iba a quedar”, comentó. En ese ínterin, la mujer decidió acelerar la marcha para huir, ya que los policías involucrados no estaban uniformados y actuaron en un auto particular. “Aceleré para que no me alcancen las balas porque no dejaban de disparar (...) Pensábamos que nos iban a robar o llevar a las criaturas”, dijo Nidia Velázquez a la 730 am. 

“Se bajaron los tipos, abrieron las puertas y me apuntaron. En ese momento se dieron cuenta que eramos todas mujeres, que había tres criaturas adentro y empezaron a gritar: 'Rojavy, loco, rojavy' (nos equivocamos, loco, nos equivocamos)”, acotó. 

“No sabía lo que estaba pasando porque nada nos dijeron (…) Veníamos tranquilas porque era la última nena y de repente empezamos a recibir tiros. Primero me dispararon de costado, sin mediar palabras. Ahí nosotros miramos al espejo y nos agachamos todito. Sin parar dispararon (…) Ellos estaban seguros que ahí adentro había ladrones (…) Juro que si me bocinaban o avisaban iba a parar”, manifestó.

Incluso señaló que los policías estuvieron a punto de huir. “Le llamé a la mamá y me dijo: 'Mis dos hermanos son policías, ellos les atajaron y les obligaron a que socorran a mi hija'”, comentó.