La VoZ digital | Intensa sequía causa la muerte de animales en Casanare.

2019-03-11 | 15:41

Sequia extrema

Intensa sequía causa la muerte de animales en Casanare.
103



  •  


Ganado muerto Ganado muerto
Hay hatos que han perdido entre 50 y 60 o más cabezas de ganado

LaVozpy/Mundo.- Animales silvestres y ganado han muerto por la fuerte sequía que viene afectando a los llanos del Casanare. Los pastos y las fuentes de agua como caños y esteros se secaron hace varias semanas y los animales no tienen nada qué comer.

Hay hatos que han perdido entre 50 y 60 o más cabezas de ganado. Es el caso del Hato Misury, en el municipio de Paz de Ariporo, donde sus propietarios reportan 120 reses muertas, según informa El Tiempo de Colombia.

Felipe Gama, finquero de Paz de Ariporo y miembro de la familia propietaria del Hato Misury, le dijo a EL TIEMPO que desde noviembre no llueve en la región.

"Se nos han muerto cerca de 120 vacas, por la sequía y la falta de agua. Desde noviembre pasamos de un invierno fuerte a un verano muy drástico", dice Gama, quien señala que por las altas temperaturas los pastos que no se han secado han terminado quemados con los incendios forestales.

 

"Ya no hay pastos ni hay agua, que es lo más importante. Desde noviembre no cae ni una gota", agrega Gama.

 

"Hay carapachos (esqueletos de reses muertas) por montones en la finca. Ya hemos cavado varias fosas para enterrar cinco, siete o hasta 10 reses", cuenta.

 

A la opinión de este ganadero se suma la de Hermes Romero, un folclorista, artesano y finquero, que señala que además del cambio climático, esa zona del nororiente del Casanare se ha visto afectada por la sísmica que realizan las empresas petroleras, lo cual ha llevado a que se estén secando las fuentes de agua, un fenómeno que se siente más en las épocas de verano, que se han vuelto más extremas.

 

Pero además, agrega Gama, con el paso de los carrotanques que sacan el crudo se "levantan nubes de 500 metros y hasta un kilómetro de polvo, y esto afecta el pasto que hay al borde de la carretera", insiste Gama.

 

El intenso verano que vienen sufriendo los llanos del Casanare, Meta e incluso del Vichada también afectan a animales silvestres como chigüiros, venados y hasta tortugas. Sus esqueletos también se encuentran regados en la sabana.

 

Los finqueros y ganaderos del Casanare tienen la esperanza de que pronto vuelvan las lluvias, pues llevan cerca de cuatro meses en total sequía.

 

Al menos, según informa Romero, la mañana de este lunes cayó una muy leve llovizna, pero no hay certeza de si pronto va a llover.