La VoZ digital | Bolsonaro y Trump sellan alianza populista de derecha en el hemisferio

2019-03-20 | 09:35

Alianza de derecha

Bolsonaro y Trump sellan alianza populista de derecha en el hemisferio
103



  •  


Una alianza estratégica ideológica Una alianza estratégica ideológica
Los presidentes de Brasil y Estados Unidos no descartaron una opción militar en Venezuela

LaVozpy/Mundo.- Estados Unidos y Brasil  confirmaron este martes la fortaleza sin precedentes de su relación luego del encuentro del presidente Donald Trump con uno de sus más fervientes admiradores: su par brasileño, Jair Bolsonaro, el ‘Trump del trópico’.

Populistas de derecha, tuiteros compulsivos de retórica polémica, y con sintonía en múltiples temas, Bolsonaro y Trump dejaron claro su compromiso para forjar una nueva alianza hemisférica. “Brasil y Estados Unidos nunca han estado más cerca”, dijo Trump en la Oficina Oval, elogiando la campaña electoral de Bolsonaro que lo llevó al Palacio do Planalto con un mensaje rupturista, muy a tono con su propia llegada a la Casa Blanca.

“Tenemos muchos valores comunes, admiro al presidente Trump”, dijo Bolsonaro, quien se ha declarado orgulloso de ser comparado con Trump y convencido de que el multimillonario será reelecto en 2020.

Para enfatizar la importancia del lazo, Trump anunció que propondrá a Brasil como un aliado preferente fuera de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán) y sugirió, incluso, que el país pueda integrarse al pacto militar como miembro, segun la agencia AFP.

“Tengo la intención de designar a Brasil como un aliado preferente fuera de la Otán o (...) tal vez en un aliado de la Otán”, dijo Trump, destacando el impacto positivo que eso tendría para ambas naciones en cooperación y seguridad.

Brasil aspira además a ingresar a la Ocde, el club de democracias ricas, y Washington hará todo lo posible por ayudarlo, dijo Trump.

La notoria afinidad entre Trump y Bolsonaro, en especial para denunciar los peligros del socialismo, quedó en evidencia con Venezuela. Como era esperado, el aumento de la presión para forzar la salida del mandatario Nicolás Maduro, a quien consideran un “dictador”, ocupó el centro de los debates. “Pedimos a los miembros del ejército venezolano que dejen de apoyar a Maduro, que en realidad no es más que un títere cubano”, dijo Trump, en un llamado conjunto.

Un alto funcionario del Gobierno estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, destacó el lunes el buen vínculo entre los militares venezolanos y brasileños, que puede propiciar el “cese de la usurpación” de Maduro.

“Todas las opciones están sobre la mesa”, reafirmó antes Trump, quien advirtió que Estados Unidos puede imponer sanciones “mucho más duras” a Venezuela, poco después de que el Tesoro anunció nuevas medidas punitivas, esta vez contra la minera estatal Minervén y su presidente, por operaciones de oro ilícitas.

Estados Unidos y Brasil apoyan los esfuerzos del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, de encabezar un gobierno de transición y organizar nuevas elecciones.
Bolsonaro también analizó el martes la crisis venezolana con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. “La conversación trató sobre la narcodictadura de Nicolás Maduro y Cuba. Almagro, siempre atento a las libertades individuales, hace duras críticas y denuncias contra el régimen venezolano y cubano”, tuiteó el mandatario brasileño.

Trump y Bolsonaro, fuertemente críticos de los gobiernos de Cuba y Nicaragua, también comparten posiciones de línea dura sobre el multilateralismo, la inmigración y el papel de China, de creciente influencia en Latinoamérica. Además, son escépticos del cambio climático, un riesgo para los esfuerzos mundiales para revertirlo teniendo en cuenta que la amenazada selva amazónica ocupa buena parte de Brasil.

La complicidad de Trump y Bolsonaro se vio reforzada entre risas en la Oficina Oval, cuando intercambiaron camisetas de los equipos de fútbol de sus países. “Todavía recuerdo a Pelé”, dijo Trump, alabando las cualidades de la Seleçao.

Matias Spektor, profesor de la Fundación Getulio Vargas, destacó el encuentro como un gran triunfo para Bolsonaro. “Es el mayor paquete de concesiones otorgado por un presidente estadounidense a un colega brasileño en los últimos 30 años de democracia. Victoria enorme para Bolsonaro. Y llena de repercusiones para las relaciones de Brasil con China y con el resto de Suramérica”, escribió en Twitter el analista.

Para Estados Unidos, la cita permite, por primera vez en muchos años, acercarse a Brasil, en especial luego de los recientes gobiernos de izquierda.

“Es una oportunidad potencialmente histórica para redirigir las relaciones entre nuestros dos países, las dos democracias más grandes del hemisferio occidental”, dijo el consejero de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, quien no duda de que Trump es el ‘Bolsonaro del norte’.