La VoZ digital | Nueva edición de semana santa en el Cerro Ñemby

2019-03-25 | 10:41

Semana Santa

Nueva edición de semana santa en el Cerro Ñemby
103



  •  


Ñemby es una comunidad muy particular: en los últimos cinco años enfrenta un gran crecimiento urbano Ñemby es una comunidad muy particular: en los últimos cinco años enfrenta un gran crecimiento urbano
A pesar del ingreso masivo de “arribeños”, la ciudadanía ñembyense se resiste a abandonar sus vivencias culturales y sus tradiciones.

 

 

LaVozpy/ Destacado.- Una nueva edición del Vía Crucis en el cerro Ñemby se vivirá en esta Semana Santa. Una actividad que invita a toda la ciudadanía y más que un evento con carga de religiosidad, se trata de una victoria de la gente, esa que se manifestó por recuperar y mantener el espacio natural. Los detalles de la actividad que convoca a la familia.

 

Buena parte de aquellas personas que llegan para vivir en la ciudad proceden de otras ciudades, son quienes tienen oportunidad para instalarse gracias a la venta masiva de propiedades. Las empresas inmobiliarias son las grandes generadoras de crecimiento urbano.

Ñemby se destaca por una marcada religiosidad popular: la principal manifestación se encuentra en los grupos de Estacioneros, depositários de una historia que viene de tiempos de la colonia española.

En varias ciudades de nuestro país quedan grupos activos de Estacioneros, como es el caso de San Lorenzo, Areguá, Altos, San Ignacio, Piribebuy, pero ninguno tiene la cantidad que posee Ñemby: ocho grupos activos.

Pero... ¿quiénes son los Estacioneros? Los Estacioneros son grupos de personas que cantan canciones a capella. No tienen el soporte de ningún instrumento. Cada grupo está compuesto por un promedio de 15 personas, quienes son dirigidas por un maestro.

Según el tono de voz de cada integrante, también tiene su ubicación al momento de entonar las canciones.

Cada grupo tiene símbolos que lo identifican por medio de las capas, el color de los pantalones, banderas y forma de los faroles. El símbolo no sólo los reconoce sino que también inyecta un inocultable orgullo por pertenecer a una familia.

Las canciones son extraordinariamente particulares: algunas fueron escritas durante la colonia y desde aquellos lejanos tiempos siguen vigentes las letanías. Por lo general se desconoce el nombre de los autores, salvo excepciones como es el caso de Emiliano R. Fernández, quién llegó a escribir estrofas completas de canciones.

Cada grupo de Estacioneros tiene su libro de canciones. Y en esto tenemos un aspecto que los distingue: las canciones se copian a mano en cuadernos y van pasando de maestro en maestro. Las diversas copias vienen desde hace más de 300 años y a medida que los copistas van trabajando, se agregan palabras o modismos en las letras.