La VoZ digital | Rumania juzgará al expresidente Iliescu por crímenes de lesa humanidad

2019-04-08 | 11:25

l ministerio público atribuye al exmandatario la responsabilidad de un millar de muertes

Rumania juzgará al expresidente Iliescu por crímenes de lesa humanidad
103



  •  


 primer presidente de Rumania tras la caída del comunismo, Ion Iliescu primer presidente de Rumania tras la caída del comunismo, Ion Iliescu
acusado de crímenes de lesa humanidad

LaVozpy/Mundo.- El primer presidente de Rumania tras la caída del comunismo, Ion Iliescu, va camino del banquillo, acusado de crímenes de lesa humanidad, por su supuesta responsabilidad en los asesinatos de más de un millar de civiles durante la revolución de 1989, que supuso la caída del dictador Nicolae Ceausescu.

La acusación parte de una controvertida investigación —la más larga de la justicia rumana— sobre los tiroteos que mataron a cientos de personas en los días posteriores a la huida del dictador el 22 de diciembre de 1989, en medio de manifestaciones anticomunistas masivas. Iliescu, un exclérigo comunista de 89 años, está acusado de estar detrás de una "vasta operación de distracción y desinformación" que causó una "psicosis generalizada marcada por tiroteos caóticos y fratricidas", sostiene la Fiscalía. La operación pretendía, según el ministerio público, permitir al Frente de Salvación Nacional (FSN), que Iliescu dirigía,  asumir "el poder y ganar legitimidad ante los ojos de la gente" con la caída de Ceausescu, ejecutado en diciembre de 1989.

La Fiscalía sostiene que los inculpados asumieron de forma consciente el asesinato de ciudadanos al desarrollar y aplicar una estrategia para consolidar rápidamente su poder tras el derrocamiento y ejecución de Ceausescu el 25 diciembre de 1989. Ion Iliescu gobernó Rumania desde fines de ese año hasta 1996, y de 2000 a 2004. El año pasado, cuando fue acusado, denunció el proceso como "una farsa" y aseguró que "hizo lo correcto". Los fiscaless, sin embargo, han llegado a la conclusión de que la "revolución" fue de facto un golpe de Estado.

Un total de 862 personas murieron y más de 2.150 resultaron heridas en el sangriento suceso, víctimas, según la versión oficial de la época, de misteriosos "terroristas" leales al exdictador. La represión del levantamiento anticomunista ordenado por Ceausescu mató a unas 200 personas. Otras dos personas están acusadas de "crímenes de lesa humanidad" junto con Iliescu: el ex viceprimer ministro Gelu Voican-Voiculescu y el exjefe de aviación militar Iosif Rus. Mientras, la acusación dirigida contra al ex primer ministro Petre Roman ha sido archivada por "falta de pruebas".

El anuncio del enjuiciamiento se produce después de varios giros en el caso. La investigación se había archivado en 2015 por falta de pruebas, pero se volvió a abrir en junio de 2016 por decisión de la Alta Corte de Casación y Política, años después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos pidiera al Estado rumano que procesara a los responsables de la violencia desatada en las calles del país.

El llamado "expediente de la revolución rumana" consta de 3.330 actas, 12 de las cuales corresponden a las acusaciones, redactadas por fiscales militares y enviadas ya a los tribunales, precisó este lunes Lazar, tras pedir disculpas por lo mucho que ha tardado la investigación.

Durante el levantamiento popular, Nicolae Ceausescu y su mujer, Elena, fueron fusilados tras ser condenados a muerte en un juicio sumarísimo ante un tribunal, un proceso que duró una hora y 45 minutos, mientras que la sentencia se dictó tras una deliberación de tan sólo cinco minutos.

Solo una treintena de personas —ninguna de primera fila— ha sido condenadas hasta ahora por la ola de violencia contra civiles durante esas revueltas.