La VoZ digital | Para Jair Bolsonaro no existió dictadura en Brasil

2019-04-20 | 07:44

Dictadura

Para Jair Bolsonaro no existió dictadura en Brasil
103



  •  


A través de Whatsapp, el Gobierno divulgó un vídeo en el que se puede escuchar que A través de Whatsapp, el Gobierno divulgó un vídeo en el que se puede escuchar que "un 31 de marzo el Ejército nos salvó de la amenaza comunista"
El 55º aniversario del derrocamiento del entonces presidente Joao Goulart

LaVozpy/Mundo.-A Jair Bolsonaro siempre le ha parecido una exageración de la Historia decir que existió una dictadura militar en Brasil. "No ha habido dictadura en Brasil, las personas tenían libertad para ir y volver (...) la dictadura era para los bandidos, los canallas, la ley era difícil para ellos", dijo en determinada ocasión.

A la hora de clasificar el régimen que gobernó el gigante sudamericano durante más de 20 años, Bolsonaro era tajante: "El error de la dictadura fue torturar y no matar. La dictadura debería haber fusilado a 30 mil corruptos, entre ellos el presidente Fernando Henrique". Y, en 2016, al votar el impeachment de Dilma Rousseff, el presidente recordaba a Brilhante Ustra, uno de los militares más duros de la dictadura, conocido por torturar a Rousseff. "Por la memoria del coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, el terror de Dilma Rousseff", dijo antes de votar.

Tres meses después de asumir la Presidencia de Brasil, el presidente ha ordenado la celebración del golpe de Estado de 1964 que dio inicio a la dictadura. Este fin de semana, las Fuerzas Armadas conmemoraron el día.

El 55º aniversario del derrocamiento del entonces presidente Joao Goulart estuvo precedido de polémicas generadas por la decisión de Bolsonaro de "conmemorar" la fecha, algo que jamás había pasado en el país desde que recuperó la democracia en 1985.

Aunque Bolsonaro luego alteró el verbo y pidió "rememorar" ese episodio en vez de "conmemorar", organismos de derechos humanos, la izquierda, la prensa y hasta sectores de centro y derecha alzaron la voz contra un período que consideraron una "página tenebrosa" de la historia. El Ministerio Público también se ha pronunciado en contra de la iniciativa. “es incompatible con el Estado de Derecho celebrar un golpe de Estado y un régimen que cometió crímenes internacionales y violó de manera sistemática los derechos humanos”.

A través de Whatsapp, el Gobierno divulgó un vídeo en el que se puede escuchar que "un 31 de marzo el Ejército nos salvó de la amenaza comunista". "El presidente no considera el 31 de marzo de 1964 un golpe militar, sino una acción para dar un rumbo al país", dijo el portavoz de Bolsonaro.

Batalla por la educación

La batalla de Bolsonaro por un nuevo discurso sobre la dictadura se labra también en la educación. El presidente está intentando aprobar el proyecto de ley conocido como Escuela sin Partido, que pretende acabar con el supuesto "adoctrinamiento de izquierdas" que existe en la educación brasileña. Los profesores deberían abstenerse de hablar de temas morales, sexuales, religiosos y políticos con los alumnos.

Una vez aprobado, el proyecto de ley posibilitaría una reforma profunda en la educación, con la sustitución de los contenidos didácticos y la implantación de nuevas reglas de acceso a la cátedra, cuyo objetivo sería sustituir la historia de la dictadura por una más amable para los militares.

"Los libros que no cuentan la verdadera historia sobre 64 tienen que ser eliminados", dijo el general Aléssio Ribeiro Souto, responsable por el programa educativo de Bolsonaro el año pasado.

"Legitimado por el voto, Jair Bolsonaro se volvió un peligro para la educación libre. Él va a querer usar los instrumentos del Estado para subvertir ideas e intentar cambiar la historia. No tengo duda de que va a hacer una revisión del sistema educativo para seleccionar lo que le interesa. Los libros que hablen de lo que fue realmente la dictadura no serán aprobados", ha señalado el presidente de la Confederación Nacional de los Trabajadores de Educación, Heleno Araújo, en declaraciones a Agencia Publica.

Manifestaciones en contra

Pese a la posición del Gobierno, la sociedad ha querido demostrar que no apoya la decisión de celebrar la dictadura. Por todo el país fueron convocadas varias protestas en contra de la dictadura. Uno de los actos más concurridos tuvo lugar en Río de Janeiro, donde unas 400 personas protestaron contra la dictadura y también contra el Gobierno.

En Sao Paulo cientos de manifestantes se sumaron a familiares de víctimas del régimen militar en una caminata por el céntrico Parque Ibirapuera.

Según un informe de una Comisión de la Verdad publicado en 2014, durante la dictadura militar se registraron 434 muertos y desaparecidos por razones políticas y miles de casos de tortura.

Como responsables de las torturas, el informe identificó a 377 agentes de la dictadura que no pudieron ser juzgados por una amplia amnistía dictada en 1979 por el propio régimen, que benefició tanto a militares como a miembros de grupos armados de izquierdas.