La VoZ digital | Venezuela acorralada en escenarios de crisis

2019-05-08 | 12:27

Venezuela

Venezuela acorralada en escenarios de crisis
103



  •  


Tres escenarios para la crisis Tres escenarios para la crisis
Operación Libertad

LaVozpy/Mundo.- El intento fallido del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, de quebrar el apoyo militar a Nicolás Maduro, endureció aún más las posiciones, afianzó a la Fuerza Armada como el actor decisivo en la pugna por el poder, y le dio argumentos válidos al chavismo para atacar a opositores, al punto que el Tribunal Supremo de Justicia ya dio la orden de allanar la inmunidad de siete congresistas opositores, incluido el  vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, según señala EL PAIS DE ESPAÑA.

Ahora, ¿cuáles son los tres escenarios posibles que vislumbran los analistas en este conflicto que no parece tener un final a corto ni mediano plazo?

1. Seguir los planes de la Operación libertad hasta que funcione

Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por cerca de 60 países, no logró que el alzamiento de un reducido grupo de militares, liderado por él, desatara un apoyo en cadena del estamento castrense. "Hubo gente que faltó por cumplir", admitió el dirigente ante versiones de Estados Unidos de que el ministro de Defensa de Venezuela, general Vladimir Padrino, y otros altos jerarcas echaron para atrás a último momento su apoyo a la rebelión del 30 de abril. 

Para Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, "las fuerzas de oposición subestimaron la resistencia de Maduro (...) y su habilidad de enfrentar la presión de calle". Ello "podría traer" una "fase de frustración y desconfianza".

Desde enero, Guaidó ha explicado que la Operación Libertad tiene tres fases de trabajo enmarcadas en el "camino pacífico de la democracia" y que serán exitosas siempre y cuando cuenten con el apoyo de la comunidad internacional y las protestas masivas en las calles. el líder opositor ha explicado que el cese de la usurpación, el comienzo de un periodo de transición y las elecciones libres son las tres etapas de este proceso de regreso a la libertad y democracia, pero claramente no es un cambio que se va a producir ni en el corto ni mediano plazo. La expectativa es grande, y eso hace que la estrategia se vea vulnerable, debil. 

Por su parte, Luis Vicente León, director de la firma Datanálisis, afirma que Guaidó ya había intentado generar la ruptura el 23 de febrero, cuando pretendió ingresar por las fronteras donaciones en alimentos y medicinas de Estados Unidos, y Maduro lo impidió. 

Sin duda, otro intento fallido por parte del líder opositor quien, si quiere sacar a Maduro del poder, debe "mantener su fuerza y poder de convocatoria", a pesar de un "desgaste natural", estima Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, que cifra en 59 por ciento la confianza ciudadana en el opositor, frente al 15 por ciento en Maduro.

Además, pese a haber sido despojado de su inmunidad parlamentaria, Guaidó sigue libre. Washington advierte que detenerlo sería el "último error de la dictadura", mientras intenta asfixiar a Maduro con sanciones, sin descartar una acción militar. "En el corto plazo veo un juego todavía trancado, con las posiciones cerradas, que no conduce a nada", indica Seijas.

Este martes, como parte de esa presión internacional, Estados Unidos levantó "con efecto inmediato" las sanciones económicas contra el exjefe de inteligencia de 
Venezuela (Sebin) Christopher Figuera, luego de que éste apoyó el alzamiento contra Maduro.

 2. Chavismo mantiene su táctica del desgaste y la represión

Tras la rebelión, Guaidó promueve una huelga general o paros escalonados e insiste en pedir a la Fuerza Armada que rompa con Maduro, confrontado a la peor crisis económica en la historia moderna del país petrolero. "Esta estrategia, que es poco realista, ya está desgastada", escribió Shifter en 'The New York Times' junto a Bruno Binetti. 

Maduro, por su parte, ha aparecido reiteradamente en televisión con la cúpula militar y miles de soldados, advirtiendo que el "intento de golpe de Estado" no quedará impune. 

Es posible que "intensifique la represión, que ya es bastante severa", sostiene Shifter. Siete diputados (Édgar Zambrano, Henry Ramos Allup, Luis Florido, Marianela Magallanes, Simón Calzadilla, Américo De Grazia y Richard Blanco) serán enjuiciados por apoyar la insurrección, en medio de la cual el opositor Leopoldo López fue liberado de su arresto domiciliario y se refugió en la residencia del embajador español en Caracas.

"Cada quien asuma su responsabilidad. Nosotros asumimos la nuestra hoy: abrir el camino para enjuiciar a quienes participaron activamente" en la sublevación, anunció este martes el presidente de la Constituyente y número dos del chavismo, Diosdado Cabello.

De todas maneras, el TSJ consideró que, como los delitos fueron cometidos de manera "flagrante", los dirigentes carecían de fuero. Así, instruyó al fiscal general, Tarek William Saab, a tramitar las causas en los tribunales comunes.

El líder socialista también "va a seguir apostando al desgaste" de Guaidó, a medida que el tiempo pase y no logre expulsarlo del poder, y "anulándole piezas", estima Seijas, quien señala que el opositor deberá esforzarse por mantener viva la movilización. 

Una purga interna del chavismo está por verse. León piensa que la historia de conspiraciones de Estados Unidos, según la cual Rusia impidió que Maduro dejara el poder el 30 de abril, "parece más una estrategia para presionar la fractura" y "justificar el incumplimiento del objetivo".

3. Diálogos se materialicen en negociaciones y se logre un quiebre militar

Para Seijas, las dos fuerzas "están más o menos equilibradas, pues ninguna ha logrado anular a la otra", lo que abre la posibilidad de negociaciones. Guaidó planteó una "transición acordada" como la que terminó con la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1958, cuando una junta de gobierno convocó a elecciones. 

Podría ser una "transición interna", con Maduro fuera del juego, "en la que otro grupo del chavismo tome el poder", opina Seijas. De todos modos, los militares, a quienes Maduro ha otorgado amplio poder, seguirían teniendo la última palabra.

Hasta ahora, Guaidó les ha ofrecido una amnistía y Estados Unidos levantarles sanciones si dejan al mandatario. "Deben tener confianza en que participarán en un cogobierno que preserve su poder y les permitan la autoprotección, algo para lo que no tienen ahora alguna oferta creíble", asegura León. 

Rocío San Miguel, experta en materia militar, le explicó a EL TIEMPO que "hasta ahora la irrupción de Juan Guaidó en la escena política fue muy bien recibida por la FAN en enero, un lenguaje positivo que caló. Luego vino una segunda etapa, con la oferta de Ley de amnistía que no ha tenido el impacto necesario para el quiebre", asegura.

"Más del 70 por ciento de los miembros de la FAN no está involucrada en violación de Derechos Humanos, esto no suele entenderlo mucho la gente, pero la FAN es mucho más que los destacamentos orden público de la Guardia Nacional, agregó. 

Y en este capítulo también se suma Shifter, al asegurar que "el árbitro final son las Fuerzas Armadas. Ahí es donde está el poder".

Mientras, Washington y Moscú seguirán jugando su propia partida. "No es de extrañar que una vez agostada la estrategia de sanciones y paros, con el país destruido, los aliados externos se vean tentados a negociar de manera directa con el sector militar, si este decide tomar el poder", advierte León.

"El liderazgo es muy difícil de determinar porque no hay acceso a muestras de carácter científico, pero la influencia sí la hemos medido y la de Nicolás Maduro ha bajado notablemente este año. Su capacidad de maniobra, de mantener las lealtades e incluso su capacidad de producir cambios dentro de la FAN", concluyó San