La VoZ digital | Pablo Iglesias pasa de exigir una coalición a Pedro Sánchez a ofrecerle "ayuda" tras su debacle el 26-M

2019-05-27 | 08:27

Elecciones en Europa

Pablo Iglesias pasa de exigir una coalición a Pedro Sánchez a ofrecerle "ayuda" tras su debacle el 26-M
103



  •  


Hemos experimentado un retroceso respecto a las generales de hace un mes Hemos experimentado un retroceso respecto a las generales de hace un mes
Prometió auto critica

Caras serias. Incluso alguna mirada ausente. Los rostros de la cúpula de Podemos mostraban la dureza de la mañana: por la falta de horas de sueño y por los resultados. Pablo Iglesias, que no compareció en la noche del domingo para valorar los resultados del 26-M, lo ha hecho en la sede del partido. Apenas 10 minutos, prisas para acudir a un plató de televisión. El líder morado prometió autocrítica, que pasó por reconocer "los malos resultados. Hemos experimentado un retroceso respecto a la generales de hace un mes". La debacle morada ha obligado a Iglesias a modificar su discurso: de exigir un gobierno de coalición a Pedro Sánchez a "tratar de construir un gobierno de coalición", segun EL MUNDO.

 El mapa de poder territorial que han dejado los comicios municipales y autonómicos han mermado el peso político de Iglesias, ha bajado enteros en la negociación que afrontará en los próximos días con Pedro Sánchez. Pierde votos y diputados en todas las comunidades. Se evaporan los ayuntamientos del cambio. Podemos está más que nunca en manos del PSOE, e Iglesias se aferra su resultado estatal -sus 42 diputados son necesarios en toda suma contra las derechas- y a su posición clave para el Gobierno en Canarias, Valencia o Baleares.
 "No vamos a poder pedir muchos elementos que nos gustarían pedir, a partir de ahí tenemos que ser conscientes de lo que pesamos y tratar de ayudar a construir un gobierno de coalición que pueda defender la justicia social y los derechos sociales", ha sido la reflexión de Iglesias, que no comparecía en la sede de Podemos desde las elecciones andaluzas. "Que podamos estar en la representación modesta que nos corresponde".

El 26-M ha ejercido de lima para Podemos, rebajando el colmillo. Hace unos días, la pretensión y la prioridad era ocupar ministerios -sin descartar, incluso la vicepresidencia, apelando a que era el cargo que ocupan los socios de gobierno en Valencia o Andalucía-. Ahora, con el desplome territorial se trata de "ayudar" a formar gobiernos progresistas.

 La carta que trata de jugar Iglesias en una negociación más desequilibrada para él ahora que hace dos días es la de valorar la foto electoral de manera global. Esto es, construir un "bloque de gobernabilidad en todos los niveles. Iglesias quiere una negociación conjunta para Moncloa, comunidades y ayuntamientos, a fin de contrarrestar su caída territorial con el peso clave de sus 42 diputados para Sánchez en la gobernabilidad de España.