La VoZ digital | Brasil se contrajo 0,2 por ciento en el primer trimestre del año

2019-05-31 | 10:51

Recesión económica

Brasil se contrajo 0,2 por ciento en el primer trimestre del año
103



  •  


Estudiantes se movilizan ante situación económica Estudiantes se movilizan ante situación económica
PIB brasileño creció 0,5 por ciento, su peor resultado desde el primer trimestre de 2017.

LaVozpy.- El producto interno bruto (PIB) de Brasil registró entre enero y marzo su primer retroceso trimestral desde fines de 2016, contrariando las expectativas de que la llegada al poder del presidente Jair Bolsonaro con un programa promercado impulsara a la mayor economía latinoamericana.

El PIB de Brasil se contrajo 0,2 por ciento en el primer trimestre del año respecto al periodo inmediatamente anterior, lastrado por la caída de las inversiones en capital fijo, de la industria y de la agricultura, según los datos divulgados ayer por el instituto oficial de estadísticas Ibge.

En cambio, tuvieron resultados positivos el sector de servicios, el consumo de los hogares y las compras gubernamentales, según El Tiempo de Colombia.

El dato, aunque esperado, causa preocupación en un país que aún arrastra los efectos de la recesión de 2015-2016, con tasas de crecimiento endebles en los dos años siguientes y 13 millones de desocupados oficialmente registrados.La economía brasileña está amenazada ahora por una recesión, definida como el registro de dos trimestres consecutivos de contracción en relación con el periodo inmediatamente anterior.

En comparación con el primer trimestre de 2018, el PIB brasileño creció 0,5 por ciento, su peor resultado desde el primer trimestre de 2017. Y en el acumulado de 12 meses, el avance fue de 0,9 por ciento, confirmando una tendencia decreciente que ya llevó al Gobierno a reducir sus previsiones de expansión en 2019, de 2,5 por ciento a 1,6 por ciento.

 Los analistas enumeran diversos factores que impactaron negativamente en la actividad este año. Entre estos están la ruptura en enero del dique minero de Brumadinho, que provocó una caída de 6,3 por ciento de las actividades de extracción en el primer trimestre.

También destacan como factor clave la frustración provocada por retrasos en la aprobación de las reformas promercado, en particular la del régimen de jubilaciones, prometidas por Bolsonaro en campaña electoral.