La VoZ digital | EEUU busca ensamblar una coalición global que garantice la seguridad marítima en Ormuz

2019-06-28 | 11:34

Escalada de tensión

EEUU busca ensamblar una coalición global que garantice la seguridad marítima en Ormuz
103



  •  


Sercretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, se reúne con el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman Sercretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, se reúne con el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman
El intento de forjar una alianza contra Teherán

LaVozpy.-Mike Pompeo se paseó ayer por las cortes amigas de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos con el propósito de ensamblar una "coalición global" contra Irán, una idea que Washington ha barruntado en público desde que los sabotajes contra petroleros pusieran en jaque el tránsito de crudo por el estratégico estrecho de Ormuz.

El secretario de Estado estadounidense, un halcón de la Administración Trump que desempeñó un papel protagonista en el ataque contra Teherán abortado 'in extremis', inauguró en la península arábiga una semana de intensos contactos diplomáticos para impulsar la creación de una fuerza de protección marítima internacional en los confines del Golfo Pérsico, según el MUNDO.

"Arabia Saudí y Emiratos son dos grandes aliados en el desafío que representa Irán. Hablaremos de cómo garantizar que permanecemos estratégicamente alineados y cómo construir una coalición global, no sólo entre los países del Golfo sino también en Asia y Europa que comprenda este reto y esté preparada para confrontar al mayor patrocinador estatal de terrorismo en el mundo", declaró el jefe de la diplomacia estadounidense antes de emprender el periplo.

Pompeo -como el propio Trump y su yerno Jared Kushner- ha cultivado una estrecha relación con saudíes y emiratíes, defensores de una línea dura contra Teherán que Barack Obama ignoró. Unos lazos que han superado incluso el bloqueo de la multimillonaria venta de armamento aprobada por el Senado con el trasfondo de los bombardeos sobre Yemen, que han hundido al país en la mayor crisis humanitaria del planeta, y el intento del Congreso de castigar al príncipe heredero Mohamed bin Salman por su implicación en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Sin ambos asuntos en el orden del día, Pompeo aterrizó ayer en Yeda, a orillas del mar Rojo, para abordar con Salman la escalada. "Productivo encuentro con el rey Salman para discutir el aumento de las tensiones en la región y la necesidad de promover la seguridad marítima en el estrecho de Ormuz. La libertad de navegación es primordial", tuiteó el estadounidense. Poco después, Bin Salman le agasajó con un almuerzo. "Durante la reunión, departieron de los desarrollos en la región y afirmaron la posición de ambos países de enfrentarse a las actividades hostiles iraníes y combatir el extremismo y el terrorismo", esbozó escuetamente una nota de la agencia de noticias estatal Spa.