La VoZ digital | Louisiana se prepara para el impacto de Barry, que podría llegar como huracán

2019-07-13 | 08:31

Estados Unidos

Louisiana se prepara para el impacto de Barry, que podría llegar como huracán
103



  •  


El huracán Barry El huracán Barry
Barry impactaría Louisiana con vientos superiores a las 75 millas por hora (120 km/h)

LaVozpy.- Cientos de residentes de Luisiana se apresuraban a comprar alimentos y artículos de primera necesidad ante la inminente llegada de la tormenta Barry con sus fuertes vientos y lluvias.

Los expertos vaticinan que Barry tocará tierra hoy sábado a la mañana cerca de Morgan City, como el primer huracán de la temporada, pero la periferia de la tormenta ya se hacía sentir con feroces vendavales y aguaceros al punto que las calles cercas de la costa quedaron bajo agua, según El Comercio.

Aunque se prevé que será un huracán relativamente débil -con vientos poco más del mínimo necesario de 119 kph (74 mph)- Barry amenaza con provocar devastadoras inundaciones por toda la costa del Golfo de México.

Los expertos estiman que los peores daños ocurrirán en Luisiana y en partes de Mississippi, y que unos 3 millones de habitantes presenciarán las intensas lluvias y feroces vientos.

La ciudad estadounidense de Nueva Orleans, en el estado de Louisiana, se prepara para la inminente llegada de la tormenta tropical Barry, que está previsto que toque tierra con fuerza de huracán en la mañana de este sábado, con la amenaza de provocar graves inundaciones en toda la región.

La llegada de la tormenta, con vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora y que avanza en dirección a la costa a una velocidad de 7 kilómetros por hora, según datos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), ha llevado a la población a prepararse para el impacto e incluso a sopesar la posibilidad de abandonar la zona.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, aseguró a la población que las autoridades se están tomando la situación "muy en serio" y señaló que, en estos momentos, más de 300 autobuses están a disposición de los ciudadanos por si es necesaria su evacuación.

De hecho, el aeropuerto internacional de Nueva Orleans, ciudad devastada en 2005 por el huracán Katrina, amaneció hoy con grandes colas generadas por la cancelación de algunos vuelos y por la ansiedad de numerosos pasajeros ante la inminente llegada de la tormenta tropical.

La situación ha llevado a las autoridades del Aeropuerto Louis Armstrong a pedir a los viajeros que gestionen cualquier cambio de itinerario a través de internet o de las propias aerolíneas, con el fin de evitar la congestión que está sufriendo el lugar.