La VoZ digital | Trump amenaza a Guatemala con aranceles por frenar acuerdo de tercer país seguro

2019-07-24 | 09:14

Guatemala acoge a migrantes

Trump amenaza a Guatemala con aranceles por frenar acuerdo de tercer país seguro
103



  •  


El presidente de Estados Unidos amenazó con imponer impuestos a los aranceles guatemaltecos

LaVozpy.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el martes a Guatemala con gravar sus exportaciones y las remesas por frenar un acuerdo de tercer país seguro, que obligaría a la nación centroamericana a acoger a los migrantes que atraviesan su territorio.

"Guatemala, que ha estado formando caravanas y ha enviado a Estados Unidos a un gran número de personas, algunas con antecedentes penales, ha decidido romper el trato que tenían con nosotros para firmar un necesario Acuerdo de Tercer (País) Seguro", escribió Trump en Twitter, El Comercio.

"Estábamos listos. Ahora estamos contemplando la 'prohibición', aranceles, cargos por remesas, o todo lo anterior. Guatemala no se ha portado bien", añadió.

El mandatario recordó además el recorte, hace nueve meses, de "los grandes dólares de los contribuyentes estadounidenses" destinados a la ayuda al desarrollo a Guatemala, al considerar que no dieron los resultados esperados ni evitaron la inmigración ilegal hacia Estados Unidos.

En el año fiscal 2018, finalizado el 30 de setiembre, Washington destinó unos 149 millones de dólares a Guatemala para aliviar las condiciones que provocan la migración.

Trump, que ha hecho de la lucha contra la inmigración ilegal una bandera de su mandato, tenía previsto recibir el 15 de julio a su par de Guatemala, Jimmy Morales, en medio de la creciente llegada a territorio estadounidense de indocumentados -la mayoría procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador- que huyen de la pobreza y la violencia.

- "No querían firmarlo" -

Pero Morales suspendió la cita luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC) decidiera que cualquier acuerdo para convertir a Guatemala en un tercer país seguro para migrantes solicitantes de asilo debía ser aprobado primero por el Congreso.

"Teníamos un acuerdo, y luego (...) anunciaron que no podían sellarlo porque tenían un fallo de la Corte Suprema. En otras palabras, no querían firmarlo", insistió Trump más tarde.

 

El gobierno de Morales, cuyo mandato finaliza en enero, ha negado que la intención de la reunión con Trump fuera firmar un pacto en ese sentido, pese a que funcionarios guatemaltecos habían reconocido esas negociaciones.

En un mensaje en Facebook este martes, Morales arremetió contra la CC señalando que "sin facultades" se entrometió en la política exterior "al dejarse influenciar por algunos actores mezquinos" y pidió que "asuma" las "consecuencias de sus decisiones".

En un comunicado emitido más tarde, el gobierno mantuvo las críticas contra la Corte y afirma que instruyó a la canciller Sandra Jovel para que "agote todas las instancias diplomáticas para evitar posibles sanciones que repercutan negativamente en la economía del país".

El presidente de la CC, Bonerge Mejía, rechazó en una declaración a la prensa "expresiones infundadas" y afirmó que el tribunal no puede "asumir responsabilidades por acciones de otros funcionarios públicos".

Las "consecuencias jurídicas y políticas que deriven de la conducción de la política exterior" Guatemala son responsabilidad de los funcionarios designados, agregó.

Mejía aclaró además que la CC no "prohibió" acción alguna al mandatario, sino que señaló el procedimiento a seguir, según el cual el convenio debe ser firmado por el Congreso.

Los candidatos al balotaje del 11 de agosto, Sandra Torres y Alejandro Giammattei, han criticado un pacto así por considerar que Guatemala no está preparada para recibir migrantes.

El mismo día que se canceló la visita de Morales, el gobierno de Trump anunció una normativa que restringe el acceso al asilo en Estados Unidos a migrantes que llegan desde México, lo cual en los hechos implica que la mayoría de los centroamericanos deberían buscar refugio en Guatemala o México.

La economía guatemalteca depende sustancialmente del dinero que envían sus emigrados, principalmente desde Estados Unidos. Según el reporte de julio del Banco de Guatemala, las remesas familiares superaron los 4.900 millones de dólares en el primer semestre del año, un 12% más que en el mismo periodo del año anterior.

Estados Unidos es el primer socio comercial de Guatemala, con el que integra el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-DR), vigente entre ambos países desde el 2006.

A finales de mayo, Trump amenazó con imponer aranceles progresivos de 5% hasta 25% a las importaciones de México, su principal socio comercial, sino detenía la migración irregular.

Tras intensas negociaciones, ambos países lograron un acuerdo el 7 de junio, sujeto a evaluación a los 90 días, según el cual México se comprometió a tomar "medidas sin precedentes" para detener a los migrantes, en particular en su frontera con Guatemala. A cambio, Estados Unidos dejó los gravámenes "suspendidos indefinidamente".

México ha insistido desde entonces en su negativa a convertirse en un tercer país seguro.

Estados Unios detuvo un récord de 144.000 inmigrantes indocumentados en la frontera con México en mayo, un pico en 13 años.