La VoZ digital | Trump exige al mundo actuar contra el "deseo de sangre" de Irán

2019-09-24 | 14:17

ONU

Trump exige al mundo actuar contra el "deseo de sangre" de Irán
103



  •  


Donald Trump presidente de los Estados Unidos Donald Trump presidente de los Estados Unidos
Durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Donald Trump volvió a culpar a Irán por el ataque ocurrido el 14 de septiembre

Lavozpy. - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el martes con intensificar las sanciones contra Irán, a pesar de las esperanzas de un avance de última hora en la Asamblea General de Naciones Unidas para reducir las tensiones.

Los líderes de Francia, Alemania y Japón se reunieron por separado con Trump y el presidente iraní Hassan Rouhani, avivando las especulaciones de que ambos líderes, cuyos países han sido enemigos durante cuatro décadas, podrían tener un encuentro histórico en Nueva York.

Pero en un discurso ante los líderes mundiales, lleno de elogios al unilateralismo y de críticas a China, Trump dejó en claro que no aliviaría la presión económica sobre Irán, una condición establecida por Rouhani para cualquier reunión.

"Las sanciones no serán levantadas mientras Irán mantenga un comportamiento amenazante. Serán endurecidas", declaró Trump.

Trump culpó a Irán por un ataque ocurrido el 14 de septiembre contra dos instalaciones petroleras sauditas.

"Todas las naciones tienen el deber de actuar. Ningún gobierno responsable debería subsidiar la sed de sangre de Irán", dijo.

Las potencias europeas, que también critican a Teherán, quieren a la vez rescatar un acuerdo de 2015 en virtud del cual Irán redujo drásticamente su programa nuclear a cambio de promesas no cumplidas de un alivio de sanciones.

El año pasado, Trump se retiró de ese acuerdo e impuso sanciones, lo que provocó un aumento de las tensiones con Irán, que en junio también derribó un dron espía estadounidense.

- Progreso ¿en horas? -

El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró que el mayor riesgo es una "escalada incontrolada" en el Golfo.

Dijo que tuvo una reunión "extremadamente directa" de 90 minutos con Rouhani el lunes por la noche en la que planteó el asunto de los ataques en Arabia Saudita, el rival de Irán que lidera una ofensiva devastadora en Yemen.

"Necesitamos volver a la mesa para tener discusiones francas y exigentes sobre las actividades nucleares, regionales y balísticas de Irán, pero también para tener un enfoque más amplio que las sanciones", dijo Macron a los periodistas.

"Espero que podamos progresar en las próximas horas", agregó.

En los últimos días, Irán ha sonado cada vez más abierto a una reunión con Estados Unidos.

"No le estamos cerrando la puerta a una conversación", dijo el lunes el ministro de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif.

"Lo que estamos diciendo es que se necesita establecer credibilidad", dijo, advirtiendo sobre su negativa a darle una simple "oportunidad fotográfica" a Trump.

Otro signo de la buena voluntad del lado iraní es que el petrolero británico apresado en julio por Irán en el Estrecho de Ormuz fue liberado convenientemente cuando los líderes mundiales se reúnen en Nueva York.

Desde la tribuna de la ONU, Trump también aseguró que su país sigue "muy de cerca" la situación en Venezuela.

"Estamos siguiendo la situación en Venezuela muy de cerca", afirmó Trump, quien aseguró estar esperando el día en que la democracia sea restaurada en el país y que este sea "libre".

Durante el discurso, Trump hizo referencia a los más de 50 países que junto a Estados Unidos reconocen al líder opositor venezolano Juan Guaidó como mandatario interino frente al presidente Nicolás Maduro.

Trump dijo también que Estados Unidos nunca va a ser un país comunista.

"Venezuela nos recuerda que el socialismo y el comunismo no se trata de justicia, no versa sobre igualdad ni la ayuda de los pobres (...), el socialismo y el comunismo se tratan de una sola cosa: del poder de la clase dirigente".

Por otra parte, Trump prometió mantenerse firme en una disputa comercial con China que ha llevado a repetidas rondas de aranceles y contra aranceles. Estados Unidos acusa a China de robar desenfrenadamente la propiedad intelectual y de perseguir prácticas comerciales desleales.

L

"Durante años, estos abusos" en el comercio internacional "han sido tolerados, ignorados, incluso alentados", denunció Trump.

"En lo que respecta a Estados Unidos, esos días terminaron", agregó.

También aseguró que observa "muy de cerca" la situación en Hong Kong donde las masivas movilizaciones prodemocracia sacuden las calles hace tres meses.

"El mundo espera firmemente que el gobierno chino respete su tratado vinculante con los británicos, respaldado por Naciones Unidas, en el que China se compromete a proteger la libertad de Hong Kong, su sistema jurídico y su modo de vida democrático", añadió.

Trump, quien el lunes rechazó una gran cumbre sobre el cambio climático convocada por Naciones Unidas, renovó su ataque contra el liderazgo internacional.

"El futuro no pertenece a los 'globalistas' sino a los 'patriotas'", dijo Trump.