La VoZ digital | El ejército de Siria entra en la ciudad clave de Manbij para frenar el avance de los turcos

2019-10-16 | 09:55

Iran

El ejército de Siria entra en la ciudad clave de Manbij para frenar el avance de los turcos
103



  •  


Acusaron a los Estados Unidos de abandonarlos Acusaron a los Estados Unidos de abandonarlos
La entrada del ejército de Bashar al Asad a Manbij se produce después de que los kurdos le pidieran ayuda

Lavozpy.,-Las tropas del régimen sirio entraron el lunes en la ciudad clave de Manbij, en el norte de Siria, indicó la prensa estatal, tras el despliegue militar de Damasco para frenar la ofensiva de Turquía contra los kurdos.

“Unidades del ejército sirio entraron en la ciudad de Manbij”, indicó la agencia oficial SANA.

Un responsable local en esta ciudad, controlada desde el 2018 por un consejo militar afiliado a las autoridades kurdas, confirmó a la AFP la entrada de las tropas en la ciudad y su “despliegue en las líneas del frente”.

 

Es la primera vez desde el 2012 que las fuerzas del régimen entran en esta ciudad situada a 30 kilómetros de la frontera turca.

Las tropas del régimen habían abandonado las zonas kurdas en 2012, cuando la rebelión asolaba otras partes del país golpeado por la guerra desde 2011, y conservaban solo una presencia en las ciudades de Qamichli y Hasaké (noreste).

La principal milicia kurda siria de las Unidades de Protección Popular (YPG) se retiraron el año pasado de Manbij, tras expulsar al grupo yihadista Estado Islámico en 2016, con ayuda de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

 

La entrada del ejército de Bashar al Asad en esta ciudad se produce después de que los kurdos le pidieran ayuda, tras acusar a su aliado estadounidense de haberles abandonado con el anuncio de una retirada de sus soldados de la región.

 

Los cerca de 1.000 soldados estadounidenses, que estaban desplegados en el norte de Siria, recibieron la orden de salir del país, indicó el lunes a la AFP un responsable estadounidense.

 

Esta retirada atañe a “todos” los militares desplegados en Siria, según este responsable, “salvo a aquellos que se encuentran en Al Tanaf”, una base controlada por unos 150 soldados estadounidenses en el sur de Siria.