La VoZ digital | Intiman al INDI para que atienda a los niños frente a su local

2020-02-18 | 07:11

INDI

Intiman al INDI para que atienda a los niños frente a su local
103



  •  


Gentileza Gentileza
La defensora de la Niñez Bettina Ovando remitió un oficio al Presidente del INDI, para que genere un espacio de atención médica y esparcimiento para los niños indígenas que permanecen frente a la institución, en la zona de Artigas y General Santos. Tiene tiempo hasta el 24 de este mes para responder o de lo contrario el tema se judicializa.

La Defensora Pública de la Niñez y la Adolescencia del Cuarto Turno de la Capital, Abog. Bettina Ovando Bareiro, remitió un Oficio al Presidente del INDI, requiriendo se dispongan medidas sanitarias básicas para los niños, niñas, adolescentes y madres/mujeres embarazadas apostados en la acera frente al nuevo local del INDI, esto amparada en los Derechos Sociales, Políticos y Culturales (DESC) regulados por normas internacionales.

La misma recomendó contar con un lugar acorde para niños, niñas, adolescentes, madres/mujeres embarazas, como así también con un dispensario médico que pueda contar con elementos básicos para una asistencia sanitaria adecuada, a los diferentes grupos que se encuentran en la vereda institución.

La actuación realizada fue a raíz de que en fecha 06 de febrero del 2020 la defensora había recepcionado una denuncia, que indicaba que unos niños se encontraban en la vía pública pidiendo limosnas sin la compañía de ningún adulto, en las intersecciones de la Avda. Artigas y General Santos. Ante ésta situación, da defensora pública y la trabajadora social Lic. Lucía Estigarribia, se constituyeron hasta el lugar, momento en el que se percataron que los niños pertenecen a grupos de pueblos originarios, y tras una conversación con los padres y responsables del grupo, acerca de la implicancia de las obligaciones emergentes de la patria potestad y del peligro de que niños y niñas se encuentren en situación de calle, y dadas éstas advertencias a los padres, se procedió a trasladar a los mismos, hasta el Hospital Materno Infantil de Santísima Trinidad, junto con sus madres, en razón a que los niños se encontraban con granos en el rostro y otras partes del cuerpo, así como también padecían de fiebre. En el centro asistencial, fueron atendidos y debidamente medicados por el personal médico, para posteriormente ser devueltos a sus padres.

Lo requerido por la defensora, se encuentra dentro del marco de sus funciones establecidas por el Código de la Niñez y la Adolescencia.