La VoZ digital | Bolsonaro pisa sus palabras, y pide declarar calamidad pública por coronavirus

2020-03-18 | 19:35

Pandemia covid-19

Bolsonaro pisa sus palabras, y pide declarar calamidad pública por coronavirus
103



  •  


Bolsonaro con su Gabinete. GENTILEZA Bolsonaro con su Gabinete. GENTILEZA
Horas después de decir que las medidas de mitigación de la propagación del coronavirus no era otra cosa que una histeria, el presidente brasileño se vio obligado a enviar un proyecto de Ley al Congreso para declarar el estado de calamidad pública provocado por el covid-19. Brasil tiene más de 300 casos positivos, y 17 son miembros de su gabinete. Además, dio de nuevo licencias para trabajar a médicos cubanos.

En la mañana de este miércoles el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro calificaba de histeria algunas medidas de mitigación de propagación del coronavirus tras anunciar que conversó con el mandatario de nuestro país Mario Abdo Benítez sobre la medida de cerrar la frontera y que le pidió su cooperación para el control migratorio en la frontera seca luego de bloquear el Puente de la Amistad.

Sin embargo, en horas de la tarde de hoy el mandatario dio una conferencia con miembros de su gabinete, todos con tapabocas, y anunciando que envió al Congreso un pedido para que decretar la situación de calamidad pública hasta el 31 de diciembre próximo.

Esto lo tiene que hacer luego de que el fin de semana haya convocado a una centenaria manifestación a favor de su Gobierno y en contra del Congreso.

El Ministerio de Salud de Brasil informó sobre más de 300 contagios de covid-19, la primera muerte, y que otro miembro más del Gabinete Presidencial dé positivo a coronavirus. “Vamos a pasar entre 60 y 90 días de mucho estrés”, anunció el ministro Luiz Henrique Mandetta.

Además, en otras medidas, Bolsonaro tuvo que admitir de nuevo la contratación de aproximadamente 1.800 médicos cubanos que no habían abandonado Brasil tras la asunción al poder del derechista.

En el 2018, el actual presidente de Brasil instó a 8.517 médicos y médicas cubanas a abandonas el país, de los cuales 1.800 quedaron en suelo brasileño pero no se les permitía trabajar su profesión. En medio de la pandemia, se ven obligados a rever la situación.