La VoZ digital | Desde mañana, el MSP dispone USD 100 millones para fortalecer el sistema de salud

2020-03-31 | 20:21

Pandemia covid-19

Desde mañana, el MSP dispone USD 100 millones para fortalecer el sistema de salud
103



  •  


El presidente Mario Abdo Benítez. GENTILEZA El presidente Mario Abdo Benítez. GENTILEZA
El presidente Mario Abdo Benítez anunció que desde mañana la cartera de Salud dispondrá de USD 100 millones para fortalecer el sistema público sanitario y hacer frente a la pandemia del covid-19. Argumentó el cierre de Asunción y Central, y manifestó su profunda decepción de algunos funcionarios de Itaipú que se negaron a reducir sus salarios en este estado de emergencias.

En un mensaje al país, el presidente de la República Mario Abdo Benítez anunció la reglamentación de la Ley de Emergencia, y desde mañana el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSP) tendrá a disposición una línea de crédito de 100 millones de dólares para invertir en el sistema público sanitario para poder hacer frente a la pandemia del coronavirus del covid-19.

 “A partir de mañana se va a disponer de 100 millones de dólares para poder enfrentar los desafíos financieros que requieren el fortalecimiento del Ministerio de Salud. Esto implica comprar insumos necesarios, camas de terapia intensiva, respiradores, y otros elementos para fortalecer sus capacidades para enfrentar la pandemia”, dijo el presidente.

El mandatario explicó que la Ley de Emergencias prevé una línea de crédito de 510 millones de dólares, que se serán utilizados dependiendo de la necesidad.

Abdo adelantó que ya solicitó al su gabinete de establecer una herramiento tecnológica que permita informar de manera continua sobre en que se utilizarán los recursos adquiridos granas a la Ley de Emergencias.

“Pedí que se elabore una herramienta tecnológica para informar de manera transparente y detalla en qué se invierte estos recursos de la Ley de Emergencias”, puntualizó el presidente, y agregó que “todos vamos a velar por la buena utilización de los recursos”.

DECEPCIONADO

Mario Abdo Benítez no perdió la oportunidad de referirse a la negativa de algunos funcionarios de la Entidad Binacional Itaipú de renunciar a sus millonarios salarios, y dejar de negar 100 millones de guaraníes y tener un tope salarial de 37 millones de guaraníes, no más que el mismo presidente de la República.

“Sé que tenemos nuestros presupuestos personales en base a los ingresos, sé que esto cuesta, pero así como le pedimos un sacrificio a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, a los que viven diariamente con los ingresos que producen. Este es momento de la solidaridad, y en ese sentido agradezco los que han acompañado de manera comprometida, hemos dispuesto que nadie gane más que el presidente de la República en las Binacionales, yo creo que esto no es pedirle mucho”, señaló.

Abdo comentó que conversó con las autoridades de las Binacionales, el director de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos le informó que el plantel de funcionarios de la EBY está dispuesto y acompañaba la medida,  y que el director Ernst Bergen comentó que había una gran mayoría que aceptaba la medida.

Ayer a la noche corrió un comunicado de sindicalistas de Itaipú que amenazaban incluso con parar la hidroeléctrica, y sobre esto también se refirió. “Tengo que decir que estoy  con profunda decepción a aquellos que han manifestado su negativa”, dijo.

“Los valores y principios sindicales se construcción en base a los principios de la solidaridad, y han decepcionado, y profunda decepción a aquellos que han amenazado al pueblo paraguayo”, señaló el presidente, y agregó enfáticamente que los que se opongan tendrán en contra al mismo presidente de la República.

Es importante señalar que este caso ya está siendo investigado por el Ministerio Público por instrucción de la misma fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez.

El presidente cerró su informe al mencionar que espera un acto de solidaridad para todos, y finalizó leyendo el texto bíblico de Proverbio 21:13:

“El que cierra su oído al clamor del pobre, También él clamará, y no será oído”