La VoZ digital | El mayor cementerio de Brasil y Latinoamérica tiene hasta 58 entierros diarios

2020-04-03 | 14:29

Pandemia covid-19

El mayor cementerio de Brasil y Latinoamérica tiene hasta 58 entierros diarios
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
En un 45 % se disparó la cantidad de actos de sepultura en un inmenso camposanto de la ciudad de San Pablo. En territorio brasileño la pandemia del coronavirus hasta ayer casó 300 muertes.

Los entierros en el mayor cementerio de América Latina, ubicado en la ciudad brasileña de San Pablo, aumentaron un 45% en las últimas semanas por el nuevo coronavirus, pero además por temor a la enfermedad las ceremonias de sepultura son de menos de diez minutos y con poca gente.

Así lo informaron trabajadores funerarios del cementerio de Vila Formosa, que indicaron que el número de entierros diarios se disparó de 40 a 58, de acuerdo al diario O Estado de Sao Paulo.

El cementerio se hizo famoso esta semana porque el diario estadounidense The Washington Post publicó una foto con decenas de sepulturas abiertas preparadas para las víctimas de coronavirus y de otras enfermedades respiratorias.

Hasta ayer, Brasil tenía 299 muertes y 7.910 casos confirmados, la mayoría se concentra en el estado de San Pablo, el más poblado del país, con 46 millones de habitantes.

El sindicato de sepultureros abrió en los últimos días 90 sepulturas por día, el doble de lo habitual.

El miércoles hubo 57 entierros en el cementerio de Vila Formosa.

Los entierros son rápidos, con ceremonias de diez minutos y escasos parientes.

El sindicato de funebreros de San Pablo había reclamado la semana pasada equipamiento adecuado, como barbijos y guantes además de alcohol en gel para poder trabajar con las víctimas del coronavirus.

La intendencia de San Pablo contrató 220 sepultureros por seis meses para reemplazar a los trabajadores que debieron ir a sus casas por tener más de 60 años e integrar el grupo de riesgo por coronavirus, que en los adultos mayores provoca neumonías muchas veces letales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE TÉLAM