La VoZ digital | Imputan a dos funcionarios municipales por entierro en horario indebido

2020-04-12 | 15:10

Capiatá

Imputan a dos funcionarios municipales por entierro en horario indebido
103



  •  


Presentación ante la agente fiscal de la causa. GENTILEZA Presentación ante la agente fiscal de la causa. GENTILEZA
El Ministerio Público presentó imputación contra dos funcionarios de la Municipalidad de Capiatá porque propiciaron un entierro a las 17:00. La fiscal Carolina Martínez los procesó por violación de cuarentena y solicitó prisión.

El viernes 10 de abril pasado la Policía se constituyó a las 18:30 en el cementerio municipal de Capiatá tras la denuncia de vecinos. Allí encontraron a los familiares de un difunto y a dos funcionarios municipales, quienes propiciaron el acto de sepultura en un horario indebido.

El día de hoy la agente fiscal Carolina Martínez  formuló imputación contra los funcionarios de la Municipalidad de Capiatá y encargados del cementerio, Pablo Sebastián Ayala y Pastor Salcedo Sanabria, inicialmente por la comisión del hecho punible de violación a la cuarentena sanitaria.

Pero, lo más llamativo aún del caso es que la representante del Ministerio Público solicitó además al Juzgado Penal de Garantías que aplique las medidas alternativas a la prisión preventiva a los funcionarios.

La Fiscalía informó que los policías Comisaría 8° Central de Capiatá se constituyeron en el cementerio de la ciudad, portón 4, ubicado sobre la calle Curupayty casi Virgen del Rosario, donde se encontraba el funcionario municipal, Pastor Salcedo junto a dos personas que dijeron ser hijos del difunto que fue enterrado.

El procedimiento fue informado a la fiscal, en razón de que los vecinos se encontraban temerosos y reclamaban el horario en el cual se realizaba el entierro, que inició a las 17:00.

Tras indagación por parte de la Fiscalía, se tomó conocimiento de la falta de autorización por parte del intendente municipal, quien en virtud a lo comunicado en redes sociales manifestó que los funcionarios obraron sin la debida autorización.

Así también, hoy prestó declaración el asesor jurídico de la Municipalidad quien refirió que los encargados no tenían autorización, ni orden de trabajo.

NO DECLARARON

Pablo Sebastián Ayala y Pastor Salcedo Sanabria fueron aprehendidos y presentados ante el Ministerio Público para declaración indagatoria, sin embargo, se abstuvieron de prestar declaración ante la fiscal Martínez, quien procedió a imputarlos.

Por otra parte, desde la Fiscalía informaron que los hijos del difunto de 71 años, presentaron un  acta expedida por el Hospital del Cáncer donde manifestaba que este había fallecido de dicha enfermedad.