La VoZ digital | Caso Juliette: Sangre hallada es humana. Deben confirmar si es de la niña desaparecida

2020-05-05 | 09:28

Desaparición

Caso Juliette: Sangre hallada es humana. Deben confirmar si es de la niña desaparecida
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Desde la Policía Nacional confirmaron que los rastros de sangre hallados en parte de la evidencia levantada del caso Juliette, son humanos. Ahora realizarán una prueba de ADN con la madre de la menor, para saber si corresponden a la desaparecida.

El Comisario Sergio Insfrán, Jefe de Homicidios de la Policía Nacional, confirmó que la sangre hallada en parte de la evidencia levantada del caso Juliette, pertenece a un humanos. 

Explicó que ahora solo queda por analizar, a través de una prueba de ADN con la madre, si la sangre pertenece a la menor desaparecida desde el 15 de abril pasado. 

La sangre había sido hallada ayer durante un allanamiento, en una gasa dentro del basurero, una sabanita y una piedra del lugar donde fue vista por última vez, cuando fue a pasear con dos cabras. 

 

Madre y padrastro imputados

En el marco de la investigación de la desaparición de la niña Juliette, una pequeña de 7 años con discapacidad que fue vista por última vez el 15 de abril en la zona de de Isla Alta de la ciudad de Emboscada, la Policía y la Fiscalía detuvieron a la madre y al padrastro, quienes además ya fueron imputados.

Los agentes fiscales Carlos Maldonado, María Irene Álvarez y Gedeón Escobar en compañía de efectivos policiales  allanaron la vivienda donde vivía la niña desaparecida. Durante el procedimiento, fueron detenidos Lilian María Zapata y Reiner Helmut Oberuber, la madre y el padrastro de Juliette.

Ambas personas fueron detenidas en la madrugada y ya están a disposición del Juzgado Penal de Garantías de Caacupé, tras su comparecencia.

La fiscala María Irene Álvarez se refirió conforme al resultado de los testimonios recabados como también de las primeras pruebas técnicas tomaron la determinación de detenerlos e imputarlos por abandono y violación del deber del cuidado.

 “Según los datos, la niña desaparece el 15 de abril y estas personas hacen la denuncia policial, recién 24 horas después”, dijo Álvarez.

La imagen puede contener: una persona, sentada

Los testimonios, por un lado revelan la sospecha de maltratos y falta de cuidado de Juliette, atendiendo que ella es una niña con discapacidad.

“Las evidencias dieron luz a la sospecha de que tanto la madre como el padrastro no trataban bien a la niña, la dejaban al cuidado de otras personas”, indicó la fiscala.

Además, a esto se le suma que el día de la desaparición, ni la madre ni el padrastro estuvieron cuidando a la niña atendiendo a que ella requiere de cuidados espaciales en todo momento.

RESTOS DE SANGRE

Por su parte, la Policía confirmó que dentro de la casa donde vivía la niña desaparecida encontraron restos de sangre, aunque no se determinó aún a quien corresponde.

El jefe del Departamento de Criminalística de la Policía Nacional, Teodoro Rodas indicó que primero fueron encontrados dentro de la propiedad restos biológicos, por ejemplo una tela que estaba a unos 100 metros de la casa.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

La otra muestra de sangre encontrada estaba en el lugar donde la madre dijo que vio por última vez a su hija jugando con las dos cabras, que también desaparecieron y que fueron encontradas bien cuidadas.

La escena de la vivienda es más macabra aún, pues según el comisario Rodas había restos de sangre en algunas sábanas del padrastro y la madre, como también en gasas encontradas en el basurero.

SIGUE LA BÚSQUEDA

El agente fiscal Gedeón Escobar indicó que ellos siguen realizando una intensa búsqueda en la zona. “Para el Ministerio Público, la niña Juliette sigue desaparecida y esperemos encontrarla pronto”, dijo Escobar.

La niña aparentemente salió para alimentar a unas cabras. Sin embargo, estos animales aparecieron en una zona llamada Pirámide, y la hipótesis  de los investigadores es que fueron llevadas adrede hasta ahí.

“Es un gran misterio de cómo las cabras llegaron hasta el lugar que está a una distancia considerable de la vivienda, en un sector que se llama Pirámide. Es una zona desolada y es prácticamente imposible que después de 6 días los animales puedan haber llegado hasta ahí”, explicó el fiscal.