La VoZ digital | "El virus nos igualó a todos", dice Mario Abdo ante la OMS

2020-05-19 | 11:46

Coronavirus

"El virus nos igualó a todos", dice Mario Abdo ante la OMS
103



  •  


Gentileza Gentileza
Mario Abdo Benítez reveló ante la 73ª Asamblea de la Organización Mundial de la Salud, la estrategia paraguaya para enfrentar al coronavirus. “Estos son los desafíos o pruebas que se presentan en nuestras vidas para hacernos crecer”, manifestó.

En el inicio de su intervención desde Palacio de Gobierno, el presidente manifestó que este año 2020 sin lugar a dudas será recordado como un punto de inflexión en la historia de la humanidad, con una pandemia que ha hecho cambiar al mundo en todos sus matices. “Estos son los desafíos o pruebas que se presentan en nuestras vidas para hacernos crecer”, expresó.

El presidente sostuvo que el virus “igualó a todos” y enseñó que entre todos está la solución, que la solidaridad desplaza al individualismo y que las decisiones tomadas pueden afectar a vecinos, cambiar la vida de familias y costar vidas.

En ese sentido, señaló que los desafíos globales precisan de respuestas armonizadas entre las naciones, poniendo siempre en el centro de las acciones el valor de la vida.

“Cada decisión que tomemos será recordado por futuras generaciones, esta situación que hemos vivido nos está reconfigurando de manera impensada, es impostergable que hoy de una vez por todas aprendamos las lecciones de las emergencias sanitarias y nos comprometamos colectivamente a construir juntos un mundo mejor, más seguro”, añadió.

Sobre el punto, hizo un llamado para seguir invirtiendo en el fortalecimiento de los servicios de salud y por sobre todo el capital humano, siendo estas medidas indispensables para prevenir y enfrentar epidemias, desastres y los efectos del cambio climático.

Así también, el mandatario admitió que no ha sido fácil para todos los países enfrentar al coronavirus, pero subrayó que dicha situación permitió a la sociedad madurar y anteponer “la decisión difícil antes de lo que todos quisieran hoy”.

Recordó que luego del segundo caso positivo registrado en Paraguay, su gobierno tomó la decisión de implementar la cuarentena total con el objetivo de preparar al sistema de salud para el eventual aumento de casos, además de evitar la propagación del virus.

“Así fue como decidimos de manera drástica cerrar fronteras, escuelas y llamar a cuarentena, esa fue nuestra estrategia, tomar una decisión de alto impacto para toda la ciudadanía que despertara el interés inmediato por respetar las normas y protocolos sanitarios”, agregó.

Sostuvo que ninguna decisión hubiese tenido efecto sin el respaldo y la unidad de todo el pueblo paraguayo, que de forma madura y disciplinada entendió lo difícil de la situación y por sobre todo acompañó cada medida adoptada con “patriotismo y entusiasmo”, abriendo la puerta a un nuevo estilo de vida.

Reconoció que la pandemia requiere de un abordaje complejo, debido a que limitó el ingreso de los propios connacionales que tuvieron que aguardar por mucho tiempo para volver a su tierra.

A pesar de este escenario tan complicado, se ha visto la determinación y la resiliencia de la gente. En ese orden, sostuvo que la pandemia puso a los gobiernos en una falsa encrucijada “la vida o la economía y aprendimos que el orden de las decisiones es determinante para salvar vidas y no perder la economía de nuestros países”, subrayó.

Entre las decisiones tomadas por Paraguay, mencionó el apoyo y asistencia a los sectores más vulnerables, llegando a más del 60 por ciento de los trabajadores informales con subsidios temporales y necesarios.

Significó igualmente que la economía no paró del todo, por el contrario muchos sectores siguieron operando, bajo estrictas medidas sanitarias. Tal es el caso de las obras públicas y el sector agrícola. “Con mucho orgullo no hemos registrado ningún contagiado en esos sectores”, puntualizó.

Destacó que los esfuerzos de los gobiernos nunca son suficientes sin el apoyo ciudadano, haciendo hincapié en la solidaridad presente en cada comunidad, dando una mano amiga a quien más lo necesita.

“Mi gratitud, reconocimiento y admiración al personal de blanco de mi país y del mundo, así como a las fuerzas de seguridad y a todos aquellos que no permanecen indiferentes ante el dolor ajeno y comparten hasta su pan, gracias”, dijo.

En ese orden, comentó además que pese a la distancia logramos mantenernos cerca, usando la creatividad y la tecnología, a reírnos en medio de tanta tragedia, a valorar el abrazo de los seres queridos y hasta aprendimos a comunicarnos tras una mascarilla.

“Esperamos que cuando los hijos de nuestros hijos estudien este capítulo de la historia humana, recuerden siempre que las mejores decisiones son las que se toman de la mano de los valores y así como la tragedia nos unió, ahora sigamos unidos para sanar nuestros corazones y las heridas del mundo”, reflexionó al término de su intervención Mario Abdo Benítez.

 

 

Fuente IP