La VoZ digital | Roque ya no proveerá de mascarillas a Salud tras cuestionamientos contra su empresa

2020-05-22 | 11:43

Coronavirus

Roque ya no proveerá de mascarillas a Salud tras cuestionamientos contra su empresa
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Roque Santa Cruz anunció hoy a través de sus redes sociales que su empresa ya no entregará mascarillas a Salud, en el marco de la emergencia sanitaria. Esto tras la serie de cuestionamientos que surgieron contra la firma que está habilitada para el rubro vapeadores y el propietario de la misma, un vinculado al grupo terrorista Hezbola y aparente amigo del Vicepresidente de la República Hugo Velázquez.

Santa Cruz anunció a través de sus redes sociales que la empresa en la que es accionista, Flavors of América, se retira de la provisión de tapabocas al Ministerio de Salud a través de Itaipú Binacional. 

Esto luego de los severos cuestionamientos surgidos contra este lazo comercial que iba a incluir la compra de 2 millones de mascarillas para la cartera sanitaria, por parte de una empresa que solo está habilitada para el rubro de vapeadores. 

A su vez, el propietario de la firma Walid Amine Sweid, empresario que con otros socios es investigado desde 2014 por la Fiscalía por lavado de dinero y evasión de impuestos, está vinculado al grupo terrorista Hezbola y sería amigo del mismo Vicepresidente de la República. 

“Solo queremos mostrar que todo lo que hacemos es real frente a todo lo que decimos, que se pone en duda. No vamos a poder dar abasto con los pedidos que hay desde afuera”, expresó Santa Cruz al momento de anunciar que se bajaban de la supuesta licitación. 

“Es una apuesta muy grande, no es que fue. Requirió coraje en un momento de crisis, la inversión fue muy grande. Es lindo que la gente te alabe por la situación y el interés. Nosotros no vamos a poder dar abasto con una producción de 35 a 40 millones de mascarillas por mes. Decidimos apostar con esto y colaborar con muchas familias (al darles trabajo a personas). Es un motivo de alegría”, acotó. 

El lazo que stuvo a punto de concretarse a su vez generó la molestia del sector de las pequeñas industrias manufactureras, quiénes calificaron el hecho como una competencia desleal.