La VoZ digital | Células madre, dieta y el entrenamiento de Tyson para retornar al ring

2020-05-27 | 07:26

Boxeo

Células madre, dieta y el entrenamiento de Tyson para retornar al ring
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Mike Tyson aunció tiempo atrás que volverá al ring a sus 54 años. Para ellos, se está sometiendo a un tratamiento con células madre, tal como lo hicieron otros como Cristiano Ronaldo y Rafael Nadal. Además se volvió vegano y entrena como nunca.

Mike Tyson parece decidido a volver al ring, 15 años después de su última pelea, la derrota ante Kevin McBride en 2005. La difusión de sus videos entrenando, ensayando goles, y en una forma física envidiable a días de cumplir 54 años encendió a sus fanáticos.

Bajo la tutela del brasileño Rafael Cordeiro, reconocido coach de las artes marciales mixtas, Iron Mike parece haber rejuvenecido. El boxeador llegó a pesar 172 kilogramos después de su retiro; sim embargo, se embarcó en un largo proceso de reacondicionamiento y, aunque no dio detalles oficiales, se estima que perdió alrededor de 60 kilos, además de ganar una impactante musculatura.

El primer paso para cambiar su metabolismo lo dio cuando decidió dejar de comer carne y se transformó en vegano hace una década. Hoy sigue una dieta estricta, más allá del riguroso entrenamiento, que incluye cardio. “Necesitas hacer cardio, lo intenté y comencé con dos horas al día, debes asegurarte de eso. Debe asegurarse de comer la comida adecuada. Necesitas hacer lo que odias, pero hazlo de una manera que no se sienta como nada. Levántate cuando no quieras levantarte. Me estoy convirtiendo en un esclavo de la vida, lo que significa ser la mejor persona que pueda, lo mejor que pueda”, dijo Tyson en un programa de radio con el rapero LL Cool J.

Según informó The Sun, su puesta a punto también se relaciona con un tratamiento de células madre al que ya se sometieron Cristiano Ronaldo y Rafael Nadal, entre otros. El portal británico asegura que la práctica utiliza "sangre que se extrae del cordón umbilical de los recién nacidos, la médula ósea o la grasa corporal, y se inyecta en los atletas.

“Cuando tomaron mi sangre, era roja. Cuando regresó, era translúcida. Casi podía ver a través de la sangre, y me inyectaron. Y desde entonces he sido raro: me siento equilibrado ahora”, comentó el ex rey de los pesados.

Quienes promueven el tratamiento aseguran que es útil para “reducir el dolor y la inflamación, aumentar el flujo sanguíneo y promover el crecimiento de los tejidos”. Claro que no es barato: el costo promedio oscila entre los 5.000 y los 25.000 dólares.

Pero para Tyson se trata de una inversión detrás de este resurgimiento. En su época de gloria, su dieta consistía en incorporar entre 3000 a 4000 mil calorías de carbohidratos y proteínas por día. Hoy, su vida es otra, su cuerpo es otro. Pero no varió su apetito por regresar al boxeo, donde cosechó 50 victorias (44 por nocaut).

 

 

Fuente INFOBAE