La VoZ digital | “Sigue jugando a los 40 años porque no puede aceptar que mi hijo sea mejor”

2020-06-19 | 06:59

Tenis

“Sigue jugando a los 40 años porque no puede aceptar que mi hijo sea mejor”
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
La ausencia de actividad deportiva a causa de la pandemia del coronavirus puso de manifiesto los pensamientos más íntimos de los protagonistas. Si bien en Serbia Novak Djokovic organizó varias exhibiciones con fines benéficos, su ausencia en el circuito internacional le despertó una enorme sensación de tristeza a su padre Srdjan, quien en las últimas horas brindó una entrevista ante la prensa local y sorprendió con un análisis que involucró al legendario Roger Federer.

“Novak es una recopilación de las mejores cualidades de mi esposa y yo”, aseguró el papa de Nole con un orgullo claramente perceptible. “Tomó lo mejor de cada uno para sí mismo”, continuó en su análisis con un argumento basado en una comparación con Su Majestad: “¿Por qué sucede esto con Federer, que sigue siendo el mejor tenista y el más exitoso del mundo? Eso es un realidad de los resultados, que no será por mucho tiempo. Él cultiva tanta animosidad hacia Novak que han desarrollado una especie de respeto a lo largo de los años”.

En su pensamiento, Srdjan se pregunta la razón por la que el suizo continúa en plenitud a los 40 años. “No comprendo que un hombre de esas edad todavía juegue al tenis, cuando puede irse a casa y hacer algunas cosas más interesantes”, disparó.

En el diálogo con la señal deportiva Sport Klub, de gran popularidad en los países de Europa del este, el padre de Djokovic basó su discurso en la notable capacidad de su hijo. “Tanto Nadal como Novak le soplan el cuello y él no puede aceptar el hecho de que serán mejores. Vaya hombre, críe hijos, haga otra cosa, vaya a esquiar, haga algo más interesante”, enfatizó. Como si la actualidad tuviera alguna relación con el conflicto bélico que sufrió Belgrado durante la Guerra de los Balcanes, Srdjan recordó el delicado momento que vivió en la capital de Serbia. “Fue el período más difícil en la historia del pueblo serbio.

En el momento del bombardeo todo se complicó. Nosotros crecimos como familia, porque nuestros hijos eran pequeños. Novak tenía 12 años, Marko 8 y George 4. Nos golpeó una terrible situación. Imagínese a los 20 países más ricos del mundo bombardeando a un pequeño país pobre. Recuerdo que nos escondíamos en las canchas de tenis del Partizan. Y eso nos salvó mentalmente”.

En los últimos años el padre de Nole se dedicó a dar conferencias y charlas motivacionales en varias facultades de su país para llevar un mensaje amparado en la frase “Nada es imposible, si realmente lo quieres”. “Debes tener el objetivo bien claro para poder lograrlo. Si no lo tienes, nunca se logrará. Yo me guié por esa idea cuando comenzamos en este negocio del tenis. Y digo intencionalmente negocio, porque ya no es un deporte, sino un trabajo en todos los sentidos”, concluyó.

 

 

 

Fuente INFOBAE