La VoZ digital | Barcelona le sirve La Liga al Real en bandeja de plata

2020-06-27 | 19:59

Futbol internacional

Barcelona le sirve La Liga al Real en bandeja de plata
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Jugó bien el Barça, pero no le valió para ganar, y entrega así la Liga en bandeja al Madrid. Con 1-2 y una falta que dará que hablar, Aspas aprovechó que la barrera estaba mal colocada y clavó el 2-2 que supone otro pinchazo azulgrana que es una invitación al Madrid a descabalgarlo si gana al Espanyol. El Celta no se fue del partido y supo competir para acabar perdonando la victoria con una clarísima de Nolito.

 Con Messi fallando lo infallable, aunque sumara dos asistencias de gol (tres jornadas sin ver puerta), y dos errores puntuales, el que era líder hasta hace apenas una semana puede verse mañana a dos puntos del Madrid en la pelea por el título. Cuando el Barça empieza a jugar bien, su mejor versión tras el parón.... acaba regalando LaLiga.

No se le daba muy bien Balaídos a Ter Stegen. Venía con un balance de 10 goles encajados en tres partidos, en los que no conocía la victoria. De hecho, como si el aire del Atlántico le afecte, falló un pase al inicio que no acabó en gol del Celta de casualidad. Se corrigió después salvando un mano a mano con Brais con la ayuda del poste. Sin embargo, el fallo de Rakitic propició el gol de Smolov y el adiós a la racha de cinco partidos consecutivos sin encajar. Con 1-2 y en el 80', sacó una mano salvadora a un remate abajo de Nolito. Pero al final, esa barrera y ese 2-2 pueden ser un peaje excesivo para su gran temporada. Aunque en el 94' salvó sobre la línea el 3-2.

Óscar ya ha dado con la tecla en el Celta y se empieza a adivinar un proyecto de lo más interesante de cara a la próxima temporada, una vez cerrada su renovación. Con la salvación prácticamente atada, hay jugadores y entrenador como para enderezar el rumbo y colocar al equipo vigués donde debe estar, peleando en la zona media alta. Aspas coronó un buen partido, en el que Denis tuvo chispazos (aunque perdiera el balón del 1-2) y Rafinha le dio un empujón final... incluso provocando la falta del empate.

Pasarán los años por Luis Suárez, no será el mismo jugador fuera del área, le costará salir a la contra y atacar los espacios, pero en el área seguirá siendo el mismo killer, con unos registros incomparables a la hora rematar. La jugada del 1-2 solo está a la altura de los top mundiales. Reflejos para dejar pasar el balón, velocidad de reacción para llegar al remate y puntería para colocarla con la zurda al palo largo. Un doblete en cualquier caso sin premio.

 

 

Fuente MARCA