La VoZ digital | Fiscalía imputó a los detenidos en la Operación Tumba

2020-07-02 | 21:12

LUCHA AL NARCOTRÁFICO

Fiscalía imputó a los detenidos en la Operación Tumba
103



  •  


Detenidos en el marco de la Operación Tumba. GENTILEZA Detenidos en el marco de la Operación Tumba. GENTILEZA
El agente fiscal Carlos Alcaraz imputó a los detenidos en el marco del operativo de intercepción de un camión tumba que trasportaba marihuana y el auto que hacía de puntero. Los imputados por la Fiscalía son Diosnel Gualberto Bogarín, Pedro Diosnel Brítez Flores, Osvaldo Figueredo Oviedo y Edgar Emilio Alarcón González.

El agente fiscal de la Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico, Carlos Alcaraz formuló, este jueves, imputación contra Diosnel Gualberto Bogarín, Pedro Diosnel Brítez Flores, Osvaldo Figueredo Oviedo y Edgar Emilio Alarcón González, por su presunta participación en los hechos punibles de tenencia, comercialización  y tráfico de sustancias estupefacientes. Los imputados quedaron a disposición del Juzgado Penal de Garantías.

Todos fueron detenidos ayer en el marco de la Operación Tumba, llegada adelante por agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y el fiscal Alcaraz en el departamento de San Pedro, específicamente sobre la Ruta N° 3 Gral. Elizardo Aquino.

La comitiva sorprendió a los hombres cuando, de forma organizada, habrían realizado el transporte de presuntas sustancias estupefacientes.

La carga ilícita se hallaba distribuida en 68  bolsas de diversos colores: azul, amarillo y blanco respectivamente, cada una de las cuales a su vez se encontraban embaladas con cinta transparente. Dichas bolsas contenían paquetes de menor tamaño, tipo ladrillos, envueltos en polietileno de color marrón, cada uno de los cuales contenía marihuana. La carga tenía un peso total de 1774,9 kilogramos.

La droga era transportada en un camión de la marca Mercedes Benez, conducido por Bogarín. La carga estaba en la carrocería del camión, oculta debajo de piedras trituradas, una mezcladora para cemento y una red media sombra.

En tanto Brítez, Figueredo y Alarcón habrían fungido en carácter de avanzada del camión a los efectos de prevenir al conductor de los eventuales controles de los organismos de las Fuerzas Públicas, que pudiesen apostarse en el itinerario previsto. Estas personas se desplazaban a bordo de un vehículo de la marca Toyota, modelo Platz, de color amarillo, con chapa BLY930, el cual sería un taxi que presta servicios en la ciudad de Itauguá, que estaba al mando de Brítez.

Las investigaciones señalan que la droga tenía como destino final la ciudad de Ayolas, lugar desde el cual se iba a enviar de nuevo al mercado negro argentino.