La VoZ digital | Piden declarar al diputado Tomas Rivas como un litigante de mala fe

2020-08-17 | 19:21

CORRUPCIÓN PÚBLICA

Piden declarar al diputado Tomas Rivas como un litigante de mala fe
103



  •  


Diputado Tomas Rivas Diputado Tomas Rivas
La Fiscalía requirió que el diputado colorado Tomas Rivas sea declarado litigante de mala fe, tras nueva suspensión de Audiencia Preliminar debido a incidentes planteados por la defensa. El fiscal Luis Piñanez presentó el requerimiento ante el Juzgado tras la nueva chicana.

En el marco de una causa llevada adelante por el agente fiscal Luis Piñanez, en la que se encuentra encausado el diputado Tomas Fidelino Rivas, presuntamente responsable por estafa y cobro indebido de honorarios, fue pospuesta la audiencia preliminar, debido a incidentes planteados por la defensa.

La suspensión se dio luego de que la defensa de Rivas planteó un recurso de Reposición y Apelación en Subsidio, que ahora deberá ser estudiado por el Tribunal de Alzada de turno, que deberá tomar una determinación.

Anteriormente, la defensa había planteado distintos recursos dilatorios a fin de retrasar el desarrollo del proceso, específicamente en otras tres oportunidades además de ésta, por lo cual el fiscal Piñanez atendiendo a dicha situación, pidió que Rivas sea declarado litigante de mala fe y sea sancionado por el órgano judicial.

En la jornada se sigue llevando el juicio oral a 3 funcionarios de la Cámara de Diputados que habrían prestado funciones a favor del diputado Tomás Rivas.

Estaba previsto el desarrollo del diligenciamiento de pruebas, específicamente cruces de llamadas, análisis de comunicaciones y una pericia técnica en base a un disco presentado por el Ministerio Público.

La Fiscalía sostiene que las evidencias probatorias colectadas hasta el momento, demuestran que Reinaldo Chaparro Penayo, Lucio Romero y Nery Antonio Franco fueron contratados en la Cámara de Diputados, estando bajo órdenes del parlamentario Rivas, sin embargo cobraban su salario mensual sin prestar servicios en la institución.

Los supuestos funcionarios tenían incluso registros de entrada y salida entres los meses de julio del 2016 y febrero del 2017, avalados por la firma de Rivas, aunque no acudían al lugar de trabajo, ocasionando de tal manera un perjuicio patrimonial al Estado Paraguayo.