La VoZ digital | Funcionaria judicial fue detenida al querer cobrar coima para favorecer en una causa

2020-10-01 | 17:06

PODER JUDICIAL

Funcionaria judicial fue detenida al querer cobrar coima para favorecer en una causa
103



  •  


Momento de la detención. GENTILEZA Momento de la detención. GENTILEZA
Agentes del Ministerio Público y de la Policía Nacional realizaron un operativo de entrega vigilada donde fue capturada la funcionaria del Poder Judicial, Liliana Antonia Cabral Marecos, que cobró un dinero para supuestamente intervenir y favorecer en un proceso. La mujer ya había cobrado 13 millones de guaraníes.   

El agente fiscal Osmar Legal estuvo al frente de una procedimiento de entrega vigilada, en el marco de una causa que involucra a una mujer, funcionaria judicial, por presunto Tráfico de Influencias. Puntualmente, la mujer ofrecía intervenir y favorecer al denunciante de una causa penal a cambio de dinero.

Al respecto, el fiscal Osmar Legal refirió: “Se procedió a la detención de la funcionaria judicial Liliana Antonia Cabral Marecos, en la investigación que está llevando la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción en contra de la mujer, denunciada por el tipo penal de Tráfico de Influencias”.

Sobre el procedimiento, el agente público puntualizó: “Se ha hecho una entrega vigilada con monto de dinero que Liliana Cabral habría solicitado, a cambio de mediar y conseguir el resultado de una causa llevada por una fiscal de la zona de Villarrica. Cabral será remitida a la comisaría de mujeres de Asunción y posteriormente será puesta a disposición del Juzgado y de la Fiscalía. La mujer solicitaba G. 3 millones en 2 pagos, no obstante, se hizo una entrega inicial de G. 13 millones, por lo cual ahora llegaría a G. 16 millones en total”.

El representante del Ministerio Público consideró que existen suficientes elementos de convicción que hacen suponer que Liliana Cabral habría manifestado a Miguel Crispín Benítez la posibilidad de mediar entre él y la agente fiscal de Villarrica Perla Cáceres, a cuyo cargo se encuentran investigaciones de una causa abierta donde Benítez sería el denunciante.

En un escrito fiscal se manifiesta que, se sospecha que Liliana Cabral habría simulado tener influencias y relacionamiento con la agente fiscal Perla Cáceres, así como con su asistente Fredy Ramón González Ortiz, y ante tal circunstancia habría referido al denunciante que lo ayudaría a que finalmente la agente fiscal formule imputación en la causa penal abierta por un hecho de coacción sexual y violación en grado de tentativa, del cual Miguel Benítez es el denunciante.

Asimismo el documento fiscal agrega que, se tiene la firme convicción de que la mujer investigada habría prometido al denunciante que obtendría un informe psicológico que favorezca a las pretensiones del mismo. Pero todo ello a cambio de sumas de dinero que supuestamente serían distribuidas entre la agente fiscal titular de la causa, el asistente fiscal que se encarga de las diligencias y la psicóloga del Ministerio Público.

El adolescente ya está con sus padres y le fue realizada una inspección médica y se encuentra tramitando su evaluación sicólogica y estudio socio ambiental de la familia del adolescente.