La VoZ digital | La OMS está más perdida que vaca en hipódromo

2020-10-02 | 13:32

Coronavirus

La OMS está más perdida que vaca en hipódromo
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, reconoció que en el organismo internacional no entienden qué está fallando en España para que sea el país con mayor incidencia de coronavirus en Europa.

Según admitió Neira en un desayuno informativo telemático, en la OMS llevan varias semanas analizando la situación de España y aún no logran comprender por qué este país acumula el mayor índice de contagios de COVID-19 dentro de Europa si es el que tiene las medidas «más restrictivas», por ejemplo, con el uso obligatorio de mascarillas.

A su juicio, ni la transmisión intrafamiliar ni el comportamiento de los jóvenes «justifica» el elevado índice de contagios en todo el país.

«Es cierto que ha habido una relajación de los jóvenes y las fiestas, pero eso no justifica toda la situación en la que el país está actualmente, ya que en Italia los jóvenes también han hecho fiestas, en Francia o, incluso, en Suiza» y su situación epidemiológica es mejor.

La dirigente del organismo internacional de salud resaltó que es importante mejorar la concienciación de los ciudadanos y también evaluar la situación de la Atención Primaria y los cribados que allí se realizan.

«Es necesario que se revise el plan de detección, rastreo de contactos, aislamiento y cuarentena y asegurarnos de que hay un seguimiento de los mismos. Si faltan rastreadores habrá que poner rastreadores, y si hace falta corregir algo, habrá que hacerlo», enfatizó Neira, a la vez que aseguró que la oficina de la OMS en Europa se mantiene en contacto constante con el ministro de Sanidad y con el director general del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Neira recordó que hay cinco pilares básicos para frenar la expansión del coronavirus:

Manejar adecuadamente a los pacientes en los hospitales y servicios sanitarios.

Lavarse frecuentemente las manos.

Ventilar los espacios cerrados.

Dar instrucciones «claras» a los ciudadanos para generar confianza en las medidas que se aplican.

Tener a personas expertas en interpretar los datos.

«Hemos visto que podemos tener los sistemas epidemiológicos más sofisticados, las mejores bases de datos, de análisis, pero que si no hay una mente inteligente detrás que lo analice no sirven para tomar decisiones, para aprender, corregir y adaptar lo que sea necesario».

«Los sistemas de vigilancia epidemiológica sirven si detrás cuentan con una estrategia global bien diseñada», insistió Neira.

La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS también destacó la importancia de proteger a los sanitarios, dotarlos de herramientas suficientes para realizar su trabajo, ofrecerles una adecuada formación y buenas condiciones laborales.Sputnik.