La VoZ digital | Segunda ola de coronavirus hace temblar a Estados Unidos

2020-10-21 | 06:57

Coronavirus

Segunda ola de coronavirus hace temblar a Estados Unidos
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
El recuerdo del mes de abril de 2020 todavía causa escozor en los Estados Unidos: unidades de cuidados intensivos saturadas, tiendas médicas en centros de exposición, barcos hospitales en los puertos de Los Angeles y Nueva York. Y aunque distintos estados, de la Florida a Arizona, de Texas a California, superaron un segundo pico de contagios de coronavirus en el verano boreal, los hospitales están encendiendo ya las alarmas sobre un posible escenario similar al del peor momento de la pandemia. Los ingresos de pacientes por COVID-19 han comenzado a aumentar en todo el país y, si bien la tasa de muerte se mantiene estable, podría ser solo una cuestión de tiempo.

La transmisión de SARS-CoV-2 comenzó a aumentar a mediados de septiembre, cuando muchos estados retomaron las clases presenciales —sólo el sistema escolar de la ciudad de Nueva York parece haberse mantenido seguro en esas circunstancias—, muchos comercios lograron reabrir y cada vez más personas regresaron a las actividades fuera de los hogares en los que habían pasado la mayor parte de las horas de los meses pasados. La población, además, está mentalmente agotada de las precauciones: Deborah Birx, coordinadora de las acciones de la Casa Blanca sobre el coronavirus, mencionó las salidas sociales y las reuniones familiares como circunstancias en las que la población bajó la guardia y encendió chispas de contagios.

A medida que se acerca el invierno, que traerá en sí mismo cuadros respiratorios estacionales, los gobiernos estatales se debaten sobre qué hacer. Algunos trazan planes —un lujo que no se tuvo en la primera ola— para desplegar hospitales de campaña; algunas comunidades analizan una y otra vez los planes de reapertura para que no resulten trágicamente contraproducentes. Ya la cantidad de muertes roza las 221.000.

En las últimas dos semanas los casos nuevos aumentaron un 34%, según The New York Times; el jueves 15 de octubre, por primera vez desde que habían comenzado a bajar a comienzos de agosto, las transmisiones detectadas treparon hasta superar las 60.000 en un día, informó The Washington Post. En algunos lugares, como los estados montañosos del oeste y el Medio Oeste, donde antes los contagios fueron moderados, pero también en la costa este como en Massachusetts y Nueva York, donde la situación fue grave, todo parece volver a empezar, observó Stat.

A pesar de la acumulación de más de 8 millones de casos, la mayoría de la población —hasta un 90% de los 330 millones de habitantes, según estimaciones federales— sigue siendo vulnerable al SARS-CoV-2. Y cuando se termine el diseño de una vacuna segura y eficaz —la forma de generar inmunidad sin infectarse— no todo el mundo podrá recibirla de inmediato, por cuestiones propias de la producción industrial. Es decir que el coronavirus tiene un gran margen de desastre potencial en los Estados Unidos.

Hoy Utah, que casi no llegó a las noticias en abril, registra más de 1.000 casos nuevos diarios, según el sistema de rastreo de la publicación especializada en medicina. “Nuestro sistema médico está casi en el punto límite”, advirtió Kimberley Shoaf, experta en crisis de salud pública de la universidad de ese estado.

 

 

Fuente Meteorología